Familiares y vecinos del joven herido piden una investigación

Antonio Bustos está grave y necesitará otras intervenciones Su hermana reclama justicia No se refirió a la diputada Rubini, desde cuya casa habría provenido el disparo Dice que el joven siempre fue un hombre pacífico
Antonio Bustos está grave y necesitará otras intervenciones Su hermana reclama justicia No se refirió a la diputada Rubini, desde cuya casa habría provenido el disparo Dice que el joven siempre fue un hombre pacífico
(0)
27 de enero de 2002  

LA PLATA.- "Queremos justicia, que esto se investigue a fondo", dijo ayer a LA NACION Liliana Bustos, hermana de Antonio Bustos, el joven que el miércoles último fue herido de gravedad por un disparo de escopeta, cuando participaba de un escrache frente a la casa de la diputada justicialista Mirta Rubini.

El joven permanece internado en terapia intensiva y, aunque estable, su estado aún es grave. En la voz de su hermana no se advierte rencor, sólo dolor y angustia. Sólo piensa en la salud de Antonio, pero no olvida a quienes todavía acompañan a la familia. Como los 4000 habitantes de Junín que anteayer exigieron justicia para su hermano durante la marcha y el cacerolazo que se realizó al mismo tiempo que en el resto del país.

"Jamás vamos a olvidar a los vecinos de Junín. Tampoco al personal policial, de la fiscalía y del hospital, a quiénes no sé cómo agradecerles, el trabajo de la gente de estas tres instituciones fue impecable", dijo Liliana ayer en el Hospital Interzonal Piñeyro, cerca de la sala de terapia intensiva donde se encuentra su hermano.

Una sola bala alcanzó el cuerpo de Bustos, pero fue suficiente para causarle un grave daño. Liliana describió, con la voz entrecortada, el recorrido: "Ingresó por el bazo y luego se dirigió al abdomen. Le perforó los intestinos, el hígado, un pulmón y el estómago ya no lo tiene".

Según le informaron los médicos, es necesario realizar otras intervenciones quirúrgicas, "pero como está muy delicado van a esperar. Suponen que el estado de gravedad se va a mantener al menos 10 días más", afirmó.

Antonio está consciente desde que concluyó la operación de urgencia que se le practicó en la madrugada del jueves último: "No habló casi nada de todo lo que pasó y nosotros no lo mencionamos porque tiene que estar tranquilo. Sólo se queja por los dolores que siente", dijo su hermana.

"Aquel día le dije que no fuera por si había problemas, pero él me respondió. ¿Cómo no voy a ir si estoy desocupado, Lili?", recordó Liliana.

Los Bustos son seis hermanos. Antonio tiene un hijo de dos años y un bebe en camino y "hace bastante tiempo" que perdió su empleo. Hacía trabajos de albañilería. La mujer aseguró que su hermano "es totalmente pacífico. Nunca busca problemas y tampoco los tiene con los vecinos".

Liliana también se mostró pacífica. En ningún momento de la conversación se refirió a la diputada Rubini ni a sus familiares. Sólo quiere justicia para su hermano y "una profunda investigación".

Declaró ayer el hijo de Rubini

LA PLATA.- El hijo de la diputada Mirta Rubini, Marcos Alberti, de 31 años, declaró ayer durante cuatro horas ante la fiscal Silvia Ermácora.

Hasta el momento, para la justicia penal bonaerense existen "elementos de prueba suficiente" para establecer que Alberti fue el autor del disparo que hirió gravemente a Antonio Bustos.

Fuente judiciales confiaron a LA NACION que el acusado habría admitido su responsabilidad en el hecho, lo que agravaría su situación procesal. Otras fuentes cercanas a la causa dijeron que le habrían proyectado un video con las imágenes de los disturbios.

Se suponía que la fiscal se iba a trasladar hasta Bragado, donde Alberti está detenido, pero la declaración se concretó en Junín.

El paradero de su madre aún se desconoce. Algunos dicen que Rubini está recluida en un campo de Bragado.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.