Finalmente el auxilio de los gobernadores resultó insuficiente

Varios habían criticado el proyecto, pero no frenaron el apoyo de los senadores de sus provincias
Varios habían criticado el proyecto, pero no frenaron el apoyo de los senadores de sus provincias Fuente: Archivo - Crédito: Télam
Lucrecia Bullrich
(0)
1 de junio de 2018  

La dinámica se repite. La mayoría de los gobernadores del PJ y de partidos provinciales defienden en público posiciones que luego los senadores de sus provincias, y sus partidos, contradicen en el Congreso.

La votación del proyecto para retrotraer las tarifas a noviembre pasado, aprobado por el Senado y vetado por Mauricio Macri ayer, volvió a dejar en evidencia ese doble juego. De los 19 gobernadores opositores, entre peronistas y de fuerzas provinciales, solo dos, el salteño Juan Manuel Urtubey y el misionero Hugo Passalacqua, jugaron del todo a favor de la Casa Rosada. Otros lo hicieron parcialmente, aportando ausencias o solo parte de los votos. Los jefes provinciales, por su parte, argumentan que los legisladores no les responden automáticamente.

Los senadores de las provincias cuyos gobernadores rechazaron el proyecto apoyaron en su mayoría la aprobación. Algunos de esos mandatarios se encontraron ayer mismo con el Presidente en Salta.

Es el caso del tucumano Juan Manzur. Los senadores peronistas de su provincia, José Alperovich y Beatriz Mirkin, respaldaron el proyecto que fue sancionado con 37 votos afirmativos y 30 en contra.

Tampoco la gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci, otra de las que ayer se reunió con Macri, logró que la iniciativa perdiera fuerza en el Senado. La apoyaron Dalmacio Mera (un senador vinculado al gobernador Juan Manuel Urtubey y que había firmado en disidencia el dictamen) e Inés Blas.

El santiagueño Gerardo Zamora sumó la ausencia de Blanca Porcel. Sin embargo, los otros dos senadores que también le responden, Ada Itúrrez y Gerardo Montenegro, apoyaron el proyecto opositor. Algo similar ocurrió con el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, que aportó la ausencia de Cristina López Valverde, pero no pudo evitar el apoyo de su hermano Rubén.

Los dos senadores de Misiones, Maurice Closs y Magdalena Solari Quintana, faltaron a la votación y ayudaron así al oficialismo.

Aunque nunca estuvo en las cuentas de la Casa Rosada, también respaldó el proyecto el senador cordobés Carlos Caserio, alineado con el gobernador Juan Schiaretti.

Gustavo Bordet es otro de los gobernadores que en público había rechazado no solo el contenido de la iniciativa opositora, sino también la facultad del Congreso para modificar las tarifas. Sin embargo, su posición no tuvo correlato en el Senado. Los peronistas entrerrianos Pedro Guastavino y Sigrid Kunath respaldaron el freno al tarifazo.

Aunque el chaqueño Domingo Peppo evitó manifestarse en público –en su provincia avanzan varias causas de corrupción que alcanzan a exfuncionarios de su gobierno–, tampoco él pudo evitar que el peronista Eduardo Aguilar y la kirchnerista Inés Pilatti votaran a favor.

Sí lo rechazaron, en cambio, los senadores salteños Cristina Fiore Viñuales y Rodolfo Urtubey. El gobernador Urtubey estuvo con Macri la semana pasada y le presentó el proyecto para bajar tarifas recortando el IVA a los servicios, que también impulsaba Schiaretti.

Como era de esperar, no hubo aportes de los gobernadores más enfrentados con Macri: Carlos Verna (La Pampa), Gildo Insfrán (Formosa) y Alicia Kirchner (Santa Cruz). A favor del freno al tarifazo votaron los senadores pampeanos Norma Durango y Daniel Lovera; los formoseños José Mayans y Teresa González, y la santacruceña Ana María Ianni. Entre los representantes de San Luis sorprendió la ausencia de Adolfo Rodríguez Saá al momento de votar. Su aliada Eugenia Catalfamo apoyó el proyecto.

La explicación de Alperovich

El debate por el proyecto para frenar el aumento de tarifas, que se llevó adelante en el Senado, dejó mal parado al legislador José Alperovich, exgobernador de Tucumán. Durante su intervención, el senador peronista dijo: "Nadie quiere que le vaya bien al Presidente".

Puntualmente, el exmandatario dijo: "Lo que tienen que entender es que [la ley] no es para hacerle la contra al presidente de la Nación. Nadie quiere que le vaya bien al Presidente [sic], pero nuestra gente no da más".

Minutos después, le pidió al senador Alfredo Luenzo que lo dejara aclarar que había cometido un error: "Me expresé mal y quería cambiar. Lo que quise decir es que nadie quiere que le vaya mal al Presidente. No quería dejar pasar esto".

Ayer, también en una entrevista le pidió disculpas al Presidente. "Quiero disculparme con el señor Presidente; tuve un furcio en mi alocución. Lo que quise decir es que nadie quiere que le vaya mal al Presidente", insistió Alperovich.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.