Forcieri no declararía mañana y podrían ordenar traerlo a la fuerza

Hugo Alconada Mon
(0)
25 de junio de 2014  

César Guido Forcieri, el jefe de Gabinete del Ministerio de Economía cuando Amado Boudou era su titular, no se presentaría mañana ante la Justicia, que pretende indagarlo por su actuación en el caso Ciccone , adelantaron a LA NACION fuentes de su entorno. De faltar a la cita, el juez Ariel Lijo podría iniciar el proceso para ordenar que sea traído por la fuerza pública y, dado que se encuentra en el exterior, ordenar su captura internacional a través de Interpol.

Tras la asunción de Boudou como vicepresidente, Forcieri pasó a desempeñarse como director por la Argentina y otros países en el Banco Mundial, con sede en Washington, donde aún se encuentra.

Tras su citación judicial, sin embargo, creció la versión de que un ala del Gobierno pretendía sumarlo a las negociaciones con los llamados fondos buitre, lo que le aportaría un fundamento para explicar por qué no viaja a Buenos Aires.

Lijo pretende indagarlo a partir de que el entonces jefe de asesores de la AFIP Rafael Resnick Brenner declaró que mantuvo al menos una reunió n en el Ministerio de Economía para analizar la moratoria excepcional que había solicitado la ex Ciccone Calcográfica, ya bajo el control de The Old Fund.

Según declaró la semana pasada Resnick Brenner, por entonces mano derecha del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, durante esa reunión, "Forcieri me presentó a Núñez Carmona [por el íntimo amigo y socio comercial de Boudou], quien estuvo presente en toda la reunión, y al cual dejó encargado, en representación del Ministerio, para el seguimiento del trámite".

En un comunicado de prensa que difundió esa misma noche, no obstante, Forcieri salió al cruce de Resnick Brenner. "Jamás presenté al Sr. Núñez Carmona ni a nadie al Sr. Resnick (sic); jamás me referí hacia el Sr. Resnick en nada que tenga que ver ni remotamente con la empresa Ciccone; jamás tuve la oportunidad de ver ni pasó por mis manos el expediente por el cual tramitó el pedido de la empresa Ciccone", afirmó.

En un escrito presentado luego por su abogado, Pablo Slonimski, Forcieri adujo que múltiples ocupaciones oficiales relacionadas con el Banco Mundial, el acuerdo con el Club de París y los holdouts le impedirían declarar en el expediente judicial hasta el 11 de agosto próximo.

Lijo analizó el escrito y resolvió, sin embargo, que Forcieri deberá presentarse mañana, ya que no adjuntó en su pedido de postergación "una nota del organismo en el cual presta funciones que den cuenta de los motivos que impiden su comparecencia" hasta agosto. Pero hasta anoche el entorno de Forcieri sostenía que el funcionario no tiene pasajes emitidos para volar hoy a Buenos Aires y presentarse mañana en Tribunales.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.