Reunión en Buenos Aires. Francia dio señales de distensión