Fue la peor crisis social desde 1919

Según lo revela una investigación del Centro de Estudios Nueva Mayoría
(0)
23 de diciembre de 2001  

El estallido social que provocó la renuncia de Fernando de la Rúa no sólo es superior al registrado durante la hiperinflación de 1989 mientras era presidente Raúl Alfonsín, sino que es además el más grave de la historia argentina desde la Semana Trágica de 1919.

Así lo revela una investigación realizada por el Centro de Estudios Nueva Mayoría, cuyos resultados se conocieron ayer.

De acuerdo con el estudio, durante la primera hiperinflación, entre el 16 de mayo de 1989 y el 9 de julio del mismo año, hubo 676 saqueos.

Respecto de la segunda hiperinflación, que tuvo lugar en el verano de 1990, entre el 18 de febrero y el 5 de marzo, los saqueos ascendieron a 95.

Durante la gestión de Fernando de la Rúa, entre el 13 y el 20 de diciembre de 2001, en tan sólo ocho días, hubo 864 saqueos. Así, mientras durante la hiperinflación se registraron 13 saqueos por día, en la última semana hubo, en promedio, 108 saqueos diarios.

Con respecto a las causas que motivaron estas formas de protesta en los distintos períodos, el estudio señala que mientras en 1989 y 1990 los saqueos fueron precipitados por la insuficiencia alimentaria en los sectores populares -carencia generada por la hiperinflación-, durante el año actual respondieron a la restricción a los depósitos y a la caída en los ingresos de los trabajadores informales y los desempleados.

El estudio del Centro de Estudios Nueva Mayoría incluye además una clasificación de los desmanes de acuerdo con la provincia en la que tuvieron lugar.

De este análisis surge que, en promedio y considerando tanto el gobierno de Raúl Alfonsín como el de Carlos Menem, la mayor cantidad de saqueos (49 por ciento) se registró en la provincia de Buenos Aires. El 19 por ciento se produjo en Santa Fe; el 9 por ciento, entre la Capital y la provincia de Córdoba, y el porcentaje restante (7 por ciento), en las provincias de Tucumán y Mendoza.

Este año, el eje volvió a ser Buenos Aires, provincia en la que tuvo lugar el 72 por ciento de los ataques, mientras que la Capital concentró el 13 por ciento y Mendoza, el 4 por ciento. El resto de los disturbios ocurrió en las provincias de Santa Fe, Corrientes, Salta y Entre Ríos.

Por último, la investigación señala que durante los saqueos de 1989 fueron detenidas 3021 personas, hubo 198 heridos y 16 muertos entre la población civil. Murió un policía y otros 30 resultaron heridos.

En los 95 saqueos que debió soportar el ex presidente Menem durante 15 días fueron detenidas 167 personas y hubo 9 civiles heridos. No se registraron policías muertos ni heridos. Entre el 13 y el 20 del actual se detuvo a 3787 personas, resultaron heridos 553 civiles y suman 27 las personas muertas, mientras que la cantidad de policías heridos hasta el momento son 172.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.