Fuerte apoyo del Gobierno a la minería

De Vido encabezó una reunión con gobernadores; prometió cambios para aumentar las regalías y medidas para contener la queja social
(0)
16 de febrero de 2012  

Con un decidido apoyo del gobierno nacional, los gobernadores de las provincias con recursos minerales conformaron ayer la Organización Federal de Estados Mineros (Ofemi), con la intención de ampliar la participación estatal en el negocio y encontrar vías de contención a las crecientes protestas ambientalistas contra esa actividad.

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, encabezó la reunión y prometió "buscar los mecanismos para una mejor distribución de la riqueza" que genera la minería . Y suscribió la idea de los gobernadores de desarrollar el negocio "en un marco sustentable en lo ambiental y lo social".

Los gobernadores están muy preocupados por la fuerte resistencia social a los proyectos de minería a cielo abierto. La tensión que se vivió primero en La Rioja y ahora en Catamarca apuró la creación de la Ofemi, en un intento por mostrar fortaleza política ante las manifestaciones sociales.

La reunión se llevó a cabo en la Casa de Jujuy en Buenos Aires y contó con la presencia de los gobernadores kirchneristas de Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz. De Vido y el secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral, participaron desde el principio.

El flamante organismo se ocupará de verificar "el cumplimiento efectivo" de las normas vigentes en materia de gestión minera y ambiental relacionada, así como de establecer "mecanismos de resolución de conflictos de modo tal que la actividad cuente con licencia social", se indicó en el documento constitutivo que dio a conocer el gobernador anfitrión, Eduardo Fellner.

Acerca de las protestas y reclamos ocurridos en las últimas semanas en varias poblaciones contra los métodos de explotación, como el caso de Andalgalá (en Catamarca) y Famatina (en La Rioja), Fellner denunció que hay "mucho de politización" y sostuvo que "toda actividad humana genera impacto en el medio ambiente". De Vido apoyaría luego esa postura.

Respaldo oficial

En medio de fuertes críticas políticas, incluso de sectores ligados al kirchnerismo, el Gobierno y la propia presidenta Cristina Kirchner han cuestionado las protestas ambientalistas y defendieron la actividad minera. La jugada de ayer reafirma esa posición y busca darle un cauce institucional a la resolución de los conflictos, además de avanzar en la posibilidad de una participación mayor del Estado en el negocio.

"No sólo se analizó crear un marco normativo común para las producciones de minerales, sino que además se analizó y se impulsará la creación de empresas mineras de los respectivos estados provinciales", indicó Fellner.

Las provincias, añadió, podrán intervenir solas o asociadas a empresas privadas en la exploración y explotación de los recursos.

De Vido señaló luego: "El mayor desafío es el desarrollo tecnológico nacional en la industria minera, la capacitación técnica de los trabajadores del sector y además avanzar en una mejor distribución de la riqueza que genera la actividad entre la población".

El funcionario subrayó que el documento fundacional de esta organización tiene también como objetivo "incentivar polos de desarrollo productivos para la actividad minera con la participación de pequeños y medianos productores, a los efectos de mejorar su competitividad e integrarlos al desarrollo del sector".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?