Fuerte crítica de la Iglesia en el tedeum