Fuerte debate por los sobresueldos

Kohan aseguró que "nunca" recibió sobresueldos; "es vergonzoso", dijo Macaluse
(0)
23 de abril de 2004  

A pesar de que no es la primera vez que se oye hablar acerca del pago de sobresueldos durante el gobierno de Carlos Menem, la acusación que lanzó ayer Wilfren Martínez Medina, entonces hombre de confianza del ministro Raúl Granillo Ocampo, provocó temblores en el mundo político.

Durante el juicio oral contra María Julia Alsogaray, en el que declaró como testigo, Martínez Medina aseguró que, entre 1997 y 1999, los funcionarios de primera línea del Poder Ejecutivo recibían $ 50.000 mensuales de los que no debían rendir cuentas.

El primero en reaccionar fue el ex secretario general de la Presidencia Alberto Kohan, que negó ese tipo de prácticas. Mientras tanto, desde la oposición exaltaron la gravedad de la denuncia.

"En mi caso -afirmó Kohan- no he recibido nunca nada. Es una cuestión que tendrá que demostrarse."

En declaraciones a Radio América, el ex secretario general de la Presidencia de Menem, agregó: "Hoy escuché algo de ese tema, conozco a ese muchacho (por Martínez Medina), sé que era secretario del ministro de Justicia en un momento determinado, pero es todo lo que puedo decir, no tengo nada más que decir".

Cuando se le aclaró que el ex secretario de Granillo Ocampo había prestado testimonio en el juicio contra Alsogaray, Kohan señaló que, como tal, "tendrá que contestar lo que le pregunten, y si después hace alguna aseveración tendrá que demostrarla".

Aunque fue el único ex funcionario de primera línea del menemismo que habló públicamente del tema, sus comentarios reflejaron lo que dijeron en privado algunos ex ministros de ese gobierno. Piensan que Martínez Martínez, procesado por extorsión contra Granillo Ocampo, "deberá probar lo que dice".

"Vergonzosa"

El jefe del bloque de ARI en Diputados, Eduardo Macaluse, calificó de "vergonzosa" la práctica denunciada por el ex funcionario. "Esos mismos ministros obligaron a la sociedad a vivir peor, a ajustarse", criticó el legislador. Y lanzó una sospecha: "No sé si fue una práctica del pasado o si se seguirá aplicando", dijo.

Para la senadora Liliana Negre de Alonso (PJ-San Luis), se trata de "una atrocidad". La función pública "es para servir a la comunidad", remarcó.

Más moderado, el líder de Recrear, Ricardo López Murphy, aseguró que en el gobierno de Fernando de la Rúa, en el que fue como ministro de Defensa y de Economía, no había sobresueldos. "Ahora la gente debería entender -agregó- por qué me opongo al tope salarial de $ 3000."

La de Martínez Medina se suma a varias denuncias efectuadas sobre el cobro de sobresueldos durante los últimos años. Ya en 1997, luego de una publicación de LA NACION, funcionarios del menemismo admitieron la existencia de asignaciones extras. "No hay sobresueldos -declaró entonces Corach-, lo que sí existe son los gastos protocolares, que integran la remuneración junto al sueldo y no tienen rendición de cuentas." También hubo denuncias sobre ese tipo de prácticas en los poderes Legislativo y Judicial.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.