Fuerte fluctuación de precios en los bonos de la deuda

El riesgo osciló entre 3020 y 3370 puntos
Javier Blanco
(0)
5 de diciembre de 2001  

Los precios de los bonos de la deuda pública argentina mostraron ayer fuertes fluctuaciones, que estuvieron relacionadas con la compra en el mercado local y la venta en el exterior de esos activos, mecanismo del que echaron mano muchos operadores como una forma de esquivar la restricción a los movimientos en efectivo y hacerse de los fondos vía Nueva York.

Pero, además, reflejaron el brote de nerviosismo que generó una versión que señala que finalmente el Fondo Monetario Internacional (FMI) no autorizará el desembolso de fondos hacia la Argentina, con lo que incrementó la posibilidad de que el país incurra en una próxima cesación de pagos pese a haber concretado el viernes con éxito la etapa más importante del tramo local del canje de la deuda.

La presunción creció luego de que se conoció un decreto del Poder Ejecutivo que busca obligar a las AFJP a comprar en diciembre Letras del Tesoro (Letes) con los plazos fijos que mantienen depositados y vencerán en el transcurso del presente mes.

Esta percepción, sumada a los movimientos para escapar del "corralito" impuesto al movimiento de dinero en efectivo, explica las fuertes oscilaciones que mostraron las cotizaciones de los bonos, las que quedaron reflejadas en las idas y venidas que mostró el riesgo país.

En el sube y baja

Así, tras abrir en fuerte retroceso y llegar a tocar los 3020 puntos, el indicador revirtió su tendencia para crecer hasta los 3370 puntos. Pero seguidamente volvió a caer 150 puntos, para cerrar la jornada con otra suba de 85 y quedarse en 3305 puntos, 3,4% por encima de anteayer. El sensible indicador quedó 109 unidades por encima del cierre del lunes, tras mostrar fuertes oscilaciones que revelan el grado de incertidumbre y especulación que hay en torno de estos papeles.

La volatilidad que mostró el índice próximo a ser remozado tras el canje (ver aparte) quedó explicada por los altibajos que evidenció el bono Global 08. Ese título era hasta el viernes el más líquido de la deuda argentina, pero tras el canje sólo circulan 1.865.000 de los 10.842.000 que había. Sin embargo, aún tiene un papel preponderante en la ponderación del riesgo.

Ayer abrió la rueda en Nueva York con un alza del 8%, pero cerró con una baja del 2,2%, que dejó en US$ 32,75 la lámina de cien. Y el Bonte 02, que anteayer se había revalorizado poco más del 22%, ayer cayó un 12 por ciento.

Los movimientos reflejaron además la ola de ventas que se generó luego de que algunos bancos de inversión recomendaron a sus clientes desarmar sus posiciones en la Argentina.

Y dejaron a la vista que los operadores recibieron durante el día noticias contradictorias. Por un lado, el Gobierno habilitó a los inversores mayoristas que no participaron en el canje a hacerlo hasta el viernes, lo que generó ciertas suspicacias en vistas a que se están delineando las condiciones para el tramo internacional de esa operación. Por otro lado, los datos monetarios del viernes -conocidos ayer- revelaron una baja mayor a la esperada en depósitos y reservas (ver aparte).

"Los títulos públicos registraron subas importantes en la primera parte. Por ejemplo, el FRB aumentó US$ 2,5 y el Discount hasta US$ 4", señaló un operador del HSBC. "Pero aflojaron en la última media hora, lo que demuestra que la presión vendedora no finalizó", interpretó.

Tranquilidad en la Bolsa

En la Bolsa porteña la jornada fue mucho más tranquila, aunque la actividad volvió a concentrarse en aquellos papeles que también cotizan en Wall Street, en buena medida por la puerta de salida que ofrecen a los interesados en dejar el mercado local.

"Una lectura superficial de los dos primeros días de operaciones lleva a pensar que el mercado tomó de buena manera el nuevo escenario", señaló Sebastián Menéndez, de Menéndez y Cía. Sociedad de Bolsa.

El Merval inició la jornada con el mismo sesgo alcista con el que había operado el lunes, pero en la media rueda comenzó a tomar ganancias y cerró con una baja del 1,2%, en 212,16 puntos. Pero el monto de los negocios se mantuvo muy acotado y no llegó a superar los $ 4,9 millones.

El balance de la rueda arrojó 11 descensos y 14 alzas. Las más importantes fueron las de Acindar (6,25%), TGS (6%) y Siderar (4,65%), acciones todas que ofrecen una vía de escape.

Pero el dato más significativo del día fue la tendencia a la baja que volvieron a mostrar las tasas de los préstamos interbancarios. En dólares se operó con tasas entre el 20 y el 25% anual, un nivel que si bien triplica los valores "normales" se encuentra cada vez más lejos del 120% que se llegó a pagar el viernes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.