Fuerte impulso de Bush para que se cumpla el déficit cero

Exhortó a De la Rúa a promover el ingreso en el ALCA desde el Mercosur
Mariano Obarrio
(0)
24 de agosto de 2001  

El presidente Fernando de la Rúa recibió de su par de los Estados Unidos, George W. Bush, un fuerte impulso político para avanzar en el programa de equilibrio fiscal. "Usted sabe muy bien que es muy importante que ahora su gobierno, con su liderazgo, instrumente el plan de déficit cero", dijo Bush.

La conversación telefónica ocurrió a las 13.45 de ayer y fue producto de una negociación diplomática conducida por el canciller, Adalberto Rodríguez Giavarini.

El presidente norteamericano instó también a De la Rúa a promover decididamente el programa "cuatro más uno", que prevé la unión entre el Mercosur y los Estados Unidos en la Asociación de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

Era interés de Bush recomendar a De la Rúa el cumplimiento cabal del plan de déficit cero, tanto que ese consejo fue subrayado dos veces en la charla por el norteamericano.

El contacto fue pensado por ambos gobiernos como el final feliz de las tensas gestiones entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional, que duraron doce días.

En esas tratativas participaron, además, los gobiernos de los Estados Unidos, Brasil, México y Chile, los del G-7 (las siete primeras potencias mundiales), y el FMI.

Bush tomó la iniciativa y llamó a Buenos Aires. Por ello, cuando De la Rúa atendió el teléfono, acompañado por Rodríguez Giavarini y el ministro de Economía, Domingo Cavallo, en la Casa Rosada, no pudo otra cosa que sorprenderse. El diálogo, de apenas diez minutos, fue relatado por una fuente oficial del Gobierno. Fue así:

De la Rúa: -¡Hola, presidente, amigo! ¿cómo está?

Bush: -Bien, Presidente, gracias.

DLR. -Qué alegría oírlo... Era yo el que quería llamarlo. Le agradezco muchísimo que usted nos esté llamando. Quería agradecerle el apoyo que nos brindó y que usted personalmente haya tomado el comando de este asunto, que era difícil para nosotros y ahora se encamina favorablemente.

B. -Bueno, Presidente, me alegra mucho que haya logrado el apoyo recomendado con respecto a las medidas que han adoptado en el FMI. Es una circunstancia sumamente importante para ustedes y usted lo sabe. Pero también sabe bien que es muy importante que ahora su gobierno, bajo su liderazgo, implemente el plan de déficit cero.

DLR. -Estamos comprometidos con esta línea de trabajo. Agradecemos el trabajo de Taylor (John, subsecretario del Tesoro), de O´Neill (Paul, secretario del Tesoro), Powell (Colin, secretario de Estado) y a Condoleezza Rice (titular del Consejo de Seguridad Nacional) y a usted, señor presidente, por todo lo que ha hecho, que es una demostración de amistad entre nuestros países y nosotros mismos... Ayer me reuní con representantes (diputados) de su país.

B. -Y... ¿cómo se portaron?

DLR. -Fantástico. Ellos están convencidos de que será aprobado el "fast track", que ahora se llama de otro modo...

B. -Esa es una muy buena noticia. Muy bueno, señor Presidente. Y siga trabajando en el plan de déficit cero, en el programa de sustentabilidad, el programa "cuatro más uno" (ALCA), y si logramos hacer todas estas cosas nuestros grandes amigos, los argentinos, van a ver una economía muy mejorada y las cosas van a andar muy bien. Gracias y vamos a seguir en contacto.

Previamente, De la Rúa había hablado con el canciller federal de Alemania, Gerhard Schroeder, que postergó su visita a la Argentina, programada para el 31 próximo, como parte de una gira que comprendía Brasil y México. Schroeder le informó que vendrá el 14 y 15 de febrero próximos. Debió cancelar la gira porque deberá quedarse en Alemania por la intervención de la Organización del Tratado del Atlántico Norte a Macedonia.

Desde sus vacaciones, en la ciudad de Crawford, Texas, cerca de donde tiene su rancho privado, Bush había anticipado por la mañana a periodistas y a alumnos de un colegio que conversaría con De la Rúa. "Voy a hacer una llamada al presidente De la Rúa sobre el reciente plan financiero que ha sido desarrollado para su país con el fin de que no entre en cese de pagos de su deuda, lo que afectaría a los otros países del hemisferio", dijo.

Agradecimiento telefónico

“Qué alegría oírlo, presidente Bush... Era yo el que quería llamarlo. Quería agradecerle el apoyo que nos brindó y que usted personalmente haya tomado el comando de este asunto, que era difícil para nosotros y ahora se encamina favorablemente.”

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?