Fuerte rechazo a la propuesta piquetera

Vanossi, entre otros juristas, advirtió que los dichos de Castells pueden violar la ley y constituir un delito
Diego Cabot
(0)
29 de febrero de 2004  

La exhortación efectuada ayer por el líder del Movimiento de Jubilados y Pensionados Desocupados (MIJD), Raúl Castells, a "la desobediencia civil ", consistente en no pagar impuesto ni pedir boletas ni facturas, fueron rechazadas por diversos especialistas consultados por LA NACION.

Como se informa en la página 22, en el congreso piquetero del MIJD que se realiza en la ciudad de Mar Del Plata, Castells propuso que "no se paguen los impuestos y se compre en negro, sin boletas, para que el Gobierno no tenga dinero para enviarle a los bancos".

Consultado al respecto, el presidente del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, Roberto Durrieu, consideró que la actitud de Castells "es una más de las tantas que protagonizó, donde demuestra beligerancia y desobediencia a las leyes del Estado".

"Es un testimonio más de su rebeldía hacia el orden y la paz social. Sólo concitan la repulsa general", destacó Durrieu.

Por su parte, Ricardo Gil Lavedra, ex ministro de Justicia del gobierno de Fernando De la Rúa, sostuvo que "las palabras de Castells son absolutamente desafortunadas". "Causa pavorosa anomia y esquizofrenia escuchar un exhorto a transitar por fuera de la ley. Más aún en este momento donde debemos fortalecer las instituciones", opinó el jurista.

El constitucionalista Jorge Vanossi opinó que "de acuerdo con lo publicado, las manifestaciones de Castells implican una instigación a cometer diversas infracciones de orden legal y fiscal que no favorecen para nada la salud del Estado de Derecho y el debido respeto a la ley".

"Es probable que, si se examina con cuidado, estas instigaciones puedan significar una violación de la ley de defensa del orden constitucional y de la vida democrática, sancionada en la década del ochenta por la unanimidad del Congreso", concluyó Vanossi.

Desobediencia fiscal

El presidente de la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA), entidad que nuclea a 78 entidades de todo el país, Carlos Alberto Andreucci, manifestó en diálogo telefónico con LA NACION que "la opinión de un dirigente no puede arrastrar a la totalidad de un sector que intenta recuperar su exclusión social".

"El progreso no se construye a partir de la desobediencia fiscal. Si de lo que se sospecha es de los gastos del Estado, el sistema tiene los canales para controlarlos", dijo Andreucci.

En noviembre de 2001, el líder de la CGT disidente, Hugo Moyano, también exhortó "organizar la desobediencia civil". Sus dichos, como los de Castells ahora, fueron rechazados por todo el espectro jurídico y político, pero no tuvieron ninguna consecuencia en su contra en el ámbito judicial.

Críticas

Gil Lavedra

"En el momento donde hay que fortalecer las instituciones, es desapropiado que un dirigente político y social como Castells se manifieste en estos términos."

Durrieu

"Es una muestra más de su rebeldía hacia el orden y la paz social, que, como sus actitudes de violencia, causan rechazo desde todos los sectores sociales."

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.