Fuerte reclamo de Alfonsín a De la Rúa

Exigió explicaciones al Presidente por una supuesta campaña en su contra y se quejó porque nunca lo consulta La crítica provocó una respuesta del jefe del Estado, que negó la acusación "Ni en la época de Menem sufrí esto", dijo el titular de la UCR Fricciones ante la inminencia electoral
Exigió explicaciones al Presidente por una supuesta campaña en su contra y se quejó porque nunca lo consulta La crítica provocó una respuesta del jefe del Estado, que negó la acusación "Ni en la época de Menem sufrí esto", dijo el titular de la UCR Fricciones ante la inminencia electoral
(0)
31 de agosto de 2001  

El titular del radicalismo, Raúl Alfonsín, llevó ayer hasta la máxima tensión el debate interno dentro del oficialismo y puso al desnudo su deteriorada relación con el presidente Fernando de la Rúa, a quien pidió explicaciones públicamente por una supuesta campaña periodística en su contra.

"Ni en la época de Menem (Carlos) sufrí estas cosas", acusó el ex presidente en el programa "Desayuno", de Canal 7. Y agregó, en referencia a De la Rúa: "El tiene que estar al tanto en alguna medida. Me gustaría que me rectificara esto inmediatamente, porque yo le tengo respeto y él me debe respeto".

Las declaraciones causaron rápido impacto en la Casa Rosada, tanto que el Presidente se presentó ante los periodistas poco tiempo después para hacer su aclaración. "Todos tenemos respeto y afecto por el doctor Alfonsín. Nadie del Gobierno puede hacer mucho menos una campaña. No he visto esa declaración, pero aun desconociéndola, digo esta expresión de consideración que siempre ha existido", expresó.

La ira de Alfonsín se había desatado a primera hora de la mañana, cuando leyó ante las cámaras el editorial de ayer de LA NACION, donde se decía que su oposición a los cambios en la Anses fortalecían ante la opinión pública "la firme sospecha de que los intereses y las intrigas de índole política han prevalecido sobre las decisiones de carácter técnico y profesional".

"Esto es una infamia -acusó Alfonsín-. Yo estoy acostumbrado a que LA NACION encabece las campañas que se hacen contra mí y contra la política, pero esto es exactamente lo contrario a lo que yo he hecho."

El lunes -y por medio de un comunicado-, Alfonsín se había pronunciado en contra de lo que denominó "avances" del cavallismo en la Anses y en el PAMI.

Ante la pregunta del periodista Víctor Hugo Morales acerca de quién era responsable por la supuesta campaña que denunciaba, Alfonsín responsabilizó a "sectores del Gobierno" y dijo que De la Rúa "tiene que conocerlos".

Con el correr de su participación semanal en el programa citado, el jefe del radicalismo y actual candidato a senador por la provincia de Buenos Aires deslizó duras críticas contra el Gobierno y quejas por la poca participación que se le da en las decisiones de Estado.

"Jamás me ha consultado el presidente de la Nación -aseguró-. Yo hoy no conozco qué se va a firmar mañana con el FMI. Nunca me ha consultado. No hay nada más que una relación de convivencia que tiene que existir entre dos personas que se conocen, y entre el presidente del partido principal de la coalición de gobierno y el presidente de la Nación."

Más adelante, volvió a despegar al partido de la gestión aliancista: "Que el Gobierno se ocupe de gobernar bien y el partido va a hacer las críticas que tiene que hacer, cuando considere que debe hacerlo", enfatizó.

Rápida respuesta

La mención personal a De la Rúa en las acusaciones de Alfonsín causó sorpresa en el Gobierno. Por eso se buscó dar un rápido cierre con una aclaración de De la Rúa ante los periodistas en la Casa Rosada.

"De parte del doctor Alfonsín siempre ha habido una actitud solidaria y cooperativa con el Gobierno", sostuvo De la Rúa, antes de reafirmar su decisión de "llevar adelante la reforma que genere ahorros, ponga austeridad y rigor en el gasto y eficiencia en la administración" del PAMI y de la Anses.

El cruce entre el Presidente y el jefe de la UCR le suma tensión a la reunión que llevará adelante hoy el plenario del comité nacional de la UCR, que debe presidir Alfonsín, y a cuyo término se emitirá un documento referido a la convocatoria a la unidad nacional.

Desde el Gobierno se buscó llegar a un acercamiento con las autoridades partidarias de modo que los candidatos radicales apoyen la gestión de De la Rúa durante la campaña y destaquen los logros conseguidos por su administración (de lo que se informa por separado).

Los principales candidatos a diputado y senador radicales de todo el país se reunieron ayer en la sede partidaria. La reacción de Alfonsín fue uno de los temas dominantes antes y después del encuentro formal, de modo similar al que ocupó en encuentros informales de hombres cercanos al presidente De la Rúa.

Por la tarde se generó otro cruce duro. El senador radical Leopoldo Moreau acusó al viceministro del Interior, Lautaro García Batallán, de encabezar la supuesta campaña contra Alfonsín. "Que se dedique a trabajar y al país le va a ir mejor", respondió el funcionario.

En este clima y ante la inminencia de las elecciones de octubre, se espera que el partido se exprese en sintonía a las críticas que vienen vertiendo últimamente sus máximos representantes.

Por ejemplo, fuentes del radicalismo indicaron que se exigirá allí que el Gobierno rectifique su rumbo económico y sugerirá impulsar una reprogramación de la deuda externa.

Enfrentamientos

13 de julio: a pocos días del lanzamiento del plan de déficit cero, Alfonsín se reunió con Daer y Moyano. Dijo: "Queremos otras medidas".

2 de agosto: Alfonsín contrapone al déficit cero su plan de "hambre cero".

16 de agosto: en un acto partidario, en Ferro, pide al Gobierno que "escuche el clamor popular y cambie el rumbo".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.