Renunció la camarista Garrigós de Rébori, ex titular de Justicia Legítima

La jueza se jubila; dice que fueron muy atacados y que hoy tienen un perfil más académico
La jueza se jubila; dice que fueron muy atacados y que hoy tienen un perfil más académico Fuente: Archivo
Paz Rodríguez Niell
(0)
28 de febrero de 2018  

La camarista María Laura Garrigós de Rébori, expresidenta y una de las referentes de la agrupación Justicia Legítima, renunció ayer para jubilarse. "La situación del Poder Judicial es dramática y me cansé de tener esperanzas", dijo.

Justicia Legítima nació durante el kirchnerismo como una agrupación crítica de las asociaciones tradicionales de magistrados y ofició de aval académico-judicial para las leyes de "democratización de la Justicia" que impulsó Cristina Kirchner. Su cara más visible era la entonces procuradora Alejandra Gils Carbó. Con el macrismo, la agrupación bajó su perfil y prácticamente desapareció de la escena pública. "Tuvimos que replegarnos porque recibíamos muchos ataques", dijo ayer Garrigós a LA NACION.

"Para funcionarios de este gobierno y medios, el solo hecho de ser de Justicia Legítima era un disvalor. A punto tal que cuando encontraban fallos que no les gustaban les adjudicaban a sus autores pertenencias a Justicia Legítima que no eran reales. Además, ser de Justicia Legítima era un motivo de exclusión en los concursos. Por eso, decidimos que solo nos íbamos a exponer los que ya estábamos muy expuestos", relató.

Hoy, la apuesta de Justicia Legítima es a tener un "perfil más académico", dijo Garrigós, quien presidió la asociación hasta el año pasado, cuando la sucedió el fiscal Jorge Auat. En la actualidad, ella integra la comisión directiva. "Estamos dedicados a estudiar los sistemas judiciales de otros países y dando las discusiones hacia dentro. No es nuestro momento de salir a hablar. Sería en saco roto", afirmó.

Garrigós sigue defendiendo la decisión de Justicia Legítima de haber acompañado la reforma judicial del kirchnerismo, reforma que los tribunales declararon inconstitucional casi en su totalidad. "Las leyes eran perfectibles, pero entendimos que se justificaba su apoyo. Era la primera vez que había una intención de modificar el sistema de Justicia en serio, más allá de meros cambios procesales", dijo. Destacó especialmente el sistema de ingreso transparente y con examen al Poder Judicial, y la publicidad de las declaraciones juradas de los jueces.

Carlos Pagni sobre los dichos de Garrigós de Rébori respecto al beneficio del 2x1 [Archivo 2017]

01:36
Video

El paquete de "democratización" era muy amplio; incluía también la limitación de medidas cautelares contra el Estado -en tiempos de la pelea con el Grupo Clarín por la ley de medios- una nueva conformación del Consejo de la Magistratura con elección popular de los miembros y más poder para el oficialismo de turno; un régimen de publicidad de los fallos y la creación de nuevas cámaras de Casación; entre ellas, la Cámara Nacional de Casación Penal, que integra Garrigós.

Según ella, su cámara "no va a poder cumplir con su tarea" porque tiene un "enorme exceso de trabajo" y pocos recursos. "Hace un año que estamos pidiendo a la Corte que se nombre a los secretarios que prevé la ley". Garrigós destaca que la Casación Federal tiene mucho más personal para la misma tarea. "No he tenido atrasos en mi trabajo en 40 años y no quiero tenerlos ahora", dijo ayer la camarista, que llegó a la Casación después de presidir la Cámara del Crimen.

Garrigós es crítica de la Corte. "Nada está haciendo para defender las resoluciones de los jueces cuando son atacadas ridículamente por los otros poderes", dijo por las críticas de Mauricio Macri. También cuestionó a la Justicia Federal: "Lo que están haciendo es insólito. Tienen presos por encubrimiento que no tienen antecedentes [por la causa del memorándum con Irán]. Eso jamás pasó en el fuero ordinario. Usar la libertad de la gente como estrategia política es dramático", afirmó. Su renuncia se hará efectiva a partir del 1° de abril.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.