Suscriptor digital

Gil Lavedra devuelve los regalos

No, gracias. Disputa en el gabinete. Un lugar para Beliz. El futuro de Balza. Ibarra se siente traicionado. Fin de temporada.
(0)
31 de enero de 2000  

  • No, gracias. Ricardo Gil Lavedra devolvió dos regalos que le habían enviado durante las fiestas de fin de año, poco después de asumir como ministro de Justicia y Derechos Humanos. Uno de ellos era la certificación para integrar, como miembro honorífico, un famoso club náutico de Buenos Aires.
  • El sobre fue de regreso a las autoridades de la entidad deportiva con un afectuoso saludo y agradecimiento.

    El funcionario también devolvió una costosa caja de plata repleta de habanos que había llegado a su despacho de la calle Sarmiento de parte de una empresa de telecomunicaciones.

    "No está obligado a hacerlo, pero quiso demostrar sus convicciones personales e invitar a que lo imiten", dijo un colaborador del ministro.

    Con la caja de habanos también hubo una esquela. Un detalle: los regalos no fueron abiertos.

    * * *

  • Disputa en el gabinete. Durante la semana en que Fernando de la Rúa estuvo ausente del país, en Europa, Carlos Alvarez y Rodolfo Terragno se enredaron en una chispeante disputa por espacios y protagonismo. El Presidente ignora el episodio, pero estas minucias lo fastidian.
  • Para la reunión de gabinete del jueves último, Terragno, en calidad de jefe de Gabinete, se apuró a difundir un comunicado para "convocar" al encuentro. Alvarez, como presidente en ejercicio, reaccionó y contrapuso otro para dejar sentado que iba a "presidir" la reunión. Defendió así su facultad presidencial.

    Pero colaboradores de Terragno se ampararon en el artículo 100 de la Constitución, que le otorga al jefe del gabinete competencia para coordinar y convocar a los ministros. Cuando el gato no está...

    * * *

  • Un lugar para Beliz. Las más trascendentes meditaciones del hombre se refieren al lugar que debe ocupar en el mundo. Gustavo Beliz se podría convertir en el árbitro de las elecciones porteñas entre Aníbal Ibarra, candidato de la Alianza, y Domingo Cavallo, de Acción por la República. El postulante de Nueva Dirigencia, no obstante, cavila sobre otras estrategias electorales.
  • Luego de una segura derrota del PJ porteño, Beliz podría intentar un nombramiento como interventor del partido en la Capital y, luego, presidente. Eso es para el día después.

    Sus operadores dicen que "firmaría ya mismo" una fórmula Ibarra-Beliz con un acuerdo para repartir cargos en las listas de legisladores. Claro que eso no será aceptado por la UCR, que hoy -vaya detalle- gobierna la Ciudad de Buenos Aires, a cargo de Enrique Olivera.

    * * *

  • El futuro de Balza. Diversas especulaciones se tejen en torno de la expulsión del general Martín Balza del Círculo Militar. Incluso, a veces esas conjeturas se enfrentan, pese a provenir de analistas expertos en la cuestión castrense.
  • Para unos, esto perjudica al ex jefe del Ejército en su afán de retener cierto protagonismo político. "Si no puede rosquear en el Círculo, en dos años no existe más, y menos si se profundiza su situación por la venta de armas", comentó un general que sigue de cerca el asunto del contrabando a Croacia y Ecuador.

    Pero algunos allegados a Balza afirman que el general, que se retirará el 14 del mes próximo, no oculta cierta alegría por el hecho. "Esto me catapulta directamente a la arena política", aseguran que dijo Balza en una tertulia entre camaradas.

    * * *

  • Ibarra se siente traicionado. En una de esas reuniones de políticos, nocturnas y de animadas conversaciones, Aníbal Ibarra desnudó un sentimiento apesadumbrado.
  • No se ocupó de ocultar que le preocupa el impacto incierto que puede registrar sobre su campaña porteña el paquete de medidas antipáticas del presidente Fernando de la Rúa.

    En su ambición de convertirse en jefe del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Ibarra podría tropezar con el efecto negativo que podría tener el "impuestazo" sobre la clase media porteña.

    Las elecciones son el 7 de mayo próximo, cuando el bolsillo de un amplio sector habrá sufrido serios recortes.

    Acerca de esto conversaba Ibarra cuando le dirigió una dura recriminación a Alberto Flamarique, el ministro de Trabajo que reporta al vicepresidente, Carlos Alvarez: "¿Era necesario plantear ahora la reforma laboral? ¿No la podían hacer después de las elecciones?".

    Alberto Flamarique ensayó una respuesta de ocasión y le explicó que se había intentado aprovechar el momento de mayor legitimidad, el de la "luna de miel" de un gobierno, para avanzar en las medidas más duras.

    * * *

  • Fin de temporada. Punta del Este se convirtió este verano en el lugar preferido por un grupo de senadores nacionales del justicialismo, los que combinaron descanso con algunos encuentros políticos.
  • Entre quienes tomaron sol en las playas esteñas se contó a Jorge Yoma (La Rioja), Angel Pardo (Corrientes), Horacio Zalazar (Chaco), Ricardo Branda (Formosa), Augusto Alasino (Entre Ríos) y Remo Costanzo (Río Negro).

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?