Gioja: "El PJ hará los esfuerzos para que a De la Rúa le vaya bien"

Dice que la gobernabilidad está firme
Gustavo Ybarra
(0)
1 de diciembre de 2001  

José Luis Gioja habla con una dureza desconocida hasta el momento en su actuación como jefe de bloque justicialista. Calificó de "inmadura" y "propia de una asamblea estudiantil", la actitud del radicalismo de abandonar la sesión preparatoria para repudiar la elección de Ramón Puerta como presidente provisional de la Cámara alta.

El día después de que el PJ dio un paso importante en su carrera por recuperar el poder de cara al 2003 -ambición que Gioja ratifica-, el senador sanjuanino insistió en destacar que anteayer el Senado eligió a su presidente "y no al vicepresidente de la Nación". Añade que, en última instancia, la carencia de esa figura "no es culpa" de su partido. "El golpe institucional fue en ese momento, no ahora", disparó en clara crítica al renunciante vicepresidente, Carlos "Chacho" Alvarez.

-¿El PJ dio "un golpe institucional", como denunció la UCR, al elegir al presidente provisional del Senado?

-No, es un exceso.

-¿Por qué es un exceso?

-Me parece una aberración, porque como se dijo en el recinto, desde el punto de vista constitucional, de la representatividad, de respetar la soberanía política, la legitimidad y la legalidad de un cuerpo que mayoritariamente está integrado por un color político; es imprescindible que quien lo conduzca sea de ese mismo color político. Además, lo que se ha elegido es el presidente provisional del Senado, no es el vicepresidente de la Nación. El justicialismo no es culpable de que el vicepresidente se haya ido. El golpe institucional, en todo caso, fue en esa oportunidad; no ahora.

-¿Entonces coincide con la afirmación de Eduardo Menem de que Alvarez fue un "irresponsable" al abandonar la vicepresidencia?

-Totalmente. Creo que fue una irresponsabilidad de quienes hicieron una Alianza y una estructura política que para lo único que sirvió fue para ganarle al justicialismo y no para gobernar, porque no tenía, como está probado, programas, propuestas y mucho menos la cohesión necesaria para afrontar los problemas del país.

-¿Qué actitud le merece la actitud del bloque radical de retirarse del recinto?

-Me parece una actitud absolutamente inmadura, propia de una asamblea estudiantil.

-¿Habrá recomposición de relaciones con la UCR?

-Espero que sí. Quienes tienen que hacer el mayor esfuerzo para lograrlo son ellos, que están gobernando la Argentina, no son oposición. Esas actitudes y esos gestos, con mucha crítica, como lo hacen ellos a veces, se justificaban cuando eran oposición; pero son Gobierno, y siendo Gobierno es una cosa ridícula.

-¿Hubo alguna gestión del Poder Ejecutivo para evitar esta decisión del PJ?

-A última hora. En mi caso y protagonizado por mí con una gestión del ministro (del Interior, Ramón) Mestre, a quien le propusimos que en vez de discutir algo que ya estaba resuelto discutiésemos públicamente la relación entre el presidente provisional del Senado y el presidente de la Nación. Que quedase claro que no hay pretensión de avanzar en lo que no sea estrictamente legislativo, un compromiso expreso de que eso iba a ser así. Lamentablemente, no se aceptó.

-¿Por qué se permitió que desde el bloque justicialista se interrumpiera el discurso de la frepasista Vilma Ibarra?

-Este es un tema que por ahí escapa a lo que uno puede hacer. De todas maneras no escuché nada desde el bloque. Lo escuché desde la barra, en la que había una mayoría que se sentía intranquila por lo que se decía.

-¿Molestó que Vilma Ibarra hiciera mención a los supuestos sobornos por la reforma laboral?

-A mí no, en absoluto, porque es la Justicia la que se va a encargar, en definitiva, de determinar qué es lo que pasó. Es en ella en quien creemos y a quien tenemos que creerle.

-¿Qué tiene que esperar la gente del nuevo Senado?

-Creo que más que la gente del nuevo Senado, el nuevo Senado aspira a que los ciudadanos en la Argentina crean en la política y en sus instituciones, y que tengan en claro que la política no es la politiquería. Y quienes estamos acá vamos a luchar para diferenciar la política de la politiquería, que es demagogia, es clientelismo, es mentira, es abuso.

-¿Hay gobernabilidad asegurada con el PJ en la presidencia provisional?

-Creo que más que la que había antes, porque el PJ asume las responsabilidades de cumplir con lo que le dijo a su gente, a su pueblo, para ganar el 14 de octubre. Va a conducir el Poder Legislativo y hará todos los esfuerzos para que al Presidente le vaya bien. Vamos a empezar a construir la alternativa para ser gobierno en el 2003.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.