Giro oficial: Timerman se reunió con la DAIA y visita Israel

El Gobierno realiza su alejamiento de Irán y prepara el terreno para la posible caída del acuerdo con Teherán
Martín Dinatale
(0)
26 de abril de 2014  

Un año y cuatro meses después de haber firmado el acuerdo con Irán para reactivar la causa del atentado contra la AMIA, el Gobierno emitió claros gestos de que está dispuesto a dar un giro en su estrategia diplomática con la comunidad judía y con Israel para disipar algunos fantasmas. Por lo pronto, la Casa Rosada deslizó en la intimidad que dejará caer el polémico memorándum que suscribió con Teherán y, como correlato, el canciller Héctor Timerman se reunió ayer con las autoridades de la DAIA y el lunes estará en una visita oficial a Jerusalén .

Los recientes gestos de acercamiento apuntan a dejar atrás las tensiones que se vieron el año pasado, cuando la Argentina estaba dispuesta a avanzar con Irán en la conformación de una comisión de la verdad para que la Justicia argentina tomara declaración en Teherán a los cinco iraníes acusados de participar en el atentado terrorista a la AMIA, que en 1994 dejó 85 muertos. Pero las señales de cambio de planes en el rumbo de la política exterior de la Argentina estarán acompañadas por la decisión de la Presidenta de no insistir en el memorándum.

"No hace falta derogar el acuerdo porque sería una señal de debilidad. Simplemente se dejará caer el memorándum y quizá se diga que Irán no tuvo voluntad política de llegar a la verdad", expresó ayer a LA NACION un destacado funcionario de la Casa Rosada. Esta decisión está acompañada por la certeza que tiene el Gobierno de que la Cámara Federal fallará en favor de la derogación del acuerdo, como lo pidieron la DAIA, la AMIA y la oposición.

Timerman ayer recibió a las autoridades de la DAIA, encabezadas por Julio Schlosser. Escuchó el reiterado pedido para que el Gobierno derogue el memorándum y no prometió nada. Simplemente les ofreció armar una reunión con Cristina Kirchner.

"Fue una reunión muy cordial. Hicimos el pedido de derogar el memorándum con Irán y hablamos de los actos en conmemoración por el Holocausto que se harán el lunes", dijo Schlosser, al término de la reunión. El titular de la DAIA llegó a la Cancillería, junto con el vicepresidente primero, Waldo Wolff, y el secretario general, Jorge Knoblovits.

El presidente de la DAIA no dio muestras de optimismo ni de pesimismo. Pero hay indicios claros de que el Gobierno tiene una mejor predisposición para dejar atrás los roces con la comunidad judía, al igual que guardar bajo un cajón el acuerdo con Irán. En la Casa Rosada admitieron que Cristina Kirchner está muy molesta con la administración iraní de Hasan Rohani, por no haber dado muestra alguna de avalar el memorándum que el Congreso argentino ratificó, apenas un mes después de que el 27 de enero del año pasado se firmara el acuerdo en Etiopía.

Irán no emitió gesto alguno para ratificar el acuerdo y cortó el diálogo con la Casa Rosada. Se sabe que la Presidenta no hará nada para desechar lo acordado. Simplemente dejará que pase el tiempo.

El canciller argentino llegará a Israel luego de pasar por Roma para la beatificación de Juan Pablo II y Juan XXIII. Arribará a Jerusalén en una fecha muy especial para los israelíes, ya que el lunes se conmemora el Día del Holocausto. Así, se sumará a los actos y compartirá un palco con el presidente Shimon Peres.

Agenda intensa

El gobierno israelí le preparó a Timerman una agenda abultada para los dos días de la visita. El escaso tiempo que estará en Jerusalén le será compensado con reuniones de alto nivel político: se encontrará con su par Avigdor Lieberman; con la ministra de Justicia, Tzipi Livni, referentes de ONG y con Peres.

"Israel comprendió que la Argentina tiene claras intenciones de mejorar la relación", explicó un funcionario del Palacio San Martín que siguió de cerca la firma del acuerdo con Irán y los posteriores cortocircuitos.

Timerman viajará acompañado por la embajadora israelí en Buenos Aires, Dorit Shavit, con quien el canciller mantuvo un fuerte enfrentamiento el año pasado, cuando desde Jerusalén se cuestionó el memorándum sellado con Teherán.

Ahora los tiempos parecen haber cambiado y las relaciones diplomáticas entre Israel y la Argentina marchan hacia una mejora sustancial.

La invitación a Timerman se dio luego de que Cristina Kirchner admitiera públicamente en el Congreso que Irán "está demorando" el acuerdo firmado el 27 de enero de 2013. Fuentes calificadas de la Cancillería aseguraron que el vínculo con Irán está "totalmente congelado". Esto significa que ya no hay intercambio de información, diálogo diplomático y mucho menos un avance de las negociaciones para poner en marcha la denominada Comisión de la Verdad, que estaba contemplada en el acuerdo para que los cinco iraníes sospechados de haber participado en el atentado terrorista a la AMIA puedan declarar ante el juez.

¿Estará dispuesto el canciller Timerman a dar explicacion es a Israel en relación con el polémico acuerdo?

Nadie se anima en la Cancillería a responder esto. La diplomacia israelí sólo atinó a expresar que "la visita de Timerman se circunscribe a las cuestiones bilaterales". Ni una palabra del polémico memorándum.

Sin embargo, quienes recibirán a Timerman son funcionarios con características muy particulares, por lo que el espinoso tema inevitablemente deberá ser abordado.

Por ejemplo, el canciller Lieberman es considerado un halcón en el gobierno israelí y, en 2009, cuando estuvo en la Argentina, dijo que "el de Irán es un régimen demencial y muy peligroso que implica una amenaza para Israel y el mundo". A su vez, la ministra Livni estuvo al frente de las negociaciones de paz por el conflicto en la Franja de Gaza.

Quizás el Nobel de la Paz Shimon Peres sea el interlocutor más cómodo que tenga Timerman para exponer en la práctica el giro en la política diplomática de la Argentina hacia Israel. Timerman llega en medio de un clima convulsionado porque el gobierno israelí abandonó las negociaciones de paz con los palestinos, tras el acuerdo que el nacionalista Al-Fatah selló con Hamas.

IDAS Y VENIDAS DE LA RELACIÓN

27/1/2013

El canciller Timerman y su par iraní, Javad Zarif, firmaron el memorándum de entendimiento; fue anunciado por la Presidenta y el Congreso lo ratificó.

17/12/2013

La Presidenta recibió a la DAIA y le propuso que presentara un plan alternativo para tomarles declaración a los acusados.

01/03/2014

La Presidenta admitió que la diplomacia de Teherán no dio respuestas al acuerdo. "Creí que ésta era la mejor manera", dijo-

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.