Gollán por Manzur, un relevo sin sorpresa

El nuevo titular de Salud trabajó con Ocaña y era viceministro del área desde junio de 2014
Nora Bär
(0)
27 de febrero de 2015  

El recambio en la cartera de Salud de la Nación no tomó por sorpresa a los especialistas vinculados con el sanitarismo. Juan Manzur hace tiempo había manifestado su intención de competir en la elección para gobernador de su provincia, Tucumán, y Daniel Gollán, que desde ayer lo reemplaza, ya cumplía funciones de viceministro, a cargo de la Secretaría de Salud Comunitaria desde junio del año pasado. "Todos nos imaginábamos que podía suceder", confió una médica e investigadora.

Según se dio a conocer, a los 59 años, Gollán lleva recorrido un largo camino en la salud pública, desde que volvió de Alemania, donde se había exiliado después de haber sido preso político durante el gobierno militar.

Formado como sanitarista en la UBA y especializado en Epidemiología y Administración Sanitaria, fue director de un hospital de Lanús, subdirector de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) durante la gestión de Graciela Ocaña (2008-2010), director nacional de Análisis Técnico y Control del Narcotráfico en la Sedronar, y coordinador del Programa Especial de Salud de la Dirección Nacional de Programas y Proyectos Especiales de la ex Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (Secyt).

En una reciente entrevista con La Voz del Interior, de Córdoba, el nuevo ministro se mostró confiado en que este año alcanzaría los niveles estipulados para cumplir con las "metas del milenio" de 13 muertes maternas por cada 100.000 nacidos vivos, y de 8,3 muertes infantiles por cada 1000. Por lo menos, en lo que hace a las muertes maternas, tendrá que trabajar intensamente, porque a pesar de los altos índices de inversión en salud, que se encuentran entre los más elevados de la región (entre el 8% y el 9% del PBI), estos indicadores no decrecieron al ritmo esperado durante la gestión que acaba de terminar.

En la columna del haber, Manzur se va con la consolidación de los planes Nacer y Sumar (que protegen a las mujeres embarazadas y puérperas, y a los chicos menores de 6 años que no tienen obra social), con el programa Remediar (que provee medicación gratuita para centros de salud), con el fortalecimiento de un programa de vacunación que incluye 18 inmunizaciones (entre ellas, la que previene el cáncer de cuello uterino), con la creación del programa de enfermedades poco frecuentes, con la creación de los institutos nacionales del Cáncer y de Enfermedades Tropicales.

Sin embargo, restan problemas complejos por resolver, como la fragmentación del sistema de salud, la coordinación con el PAMI, las prepagas y las obras sociales, y la superposición de seguros médicos.

Éstas son algunas de las materias pendientes que ahora deberá afrontar la nueva gestión.

Por: Nora Bär

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.