Grabois: "El próximo gobierno va a tener poco margen; en los primeros 100 días tiene que haber medidas muy de fondo"

El dirigente social dijo que a la próxima gestión le exigirá respuestas urgentes y que no ocuparía un cargo en un eventual gabinete de Alberto Fernández
El dirigente social dijo que a la próxima gestión le exigirá respuestas urgentes y que no ocuparía un cargo en un eventual gabinete de Alberto Fernández Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Spivacow / AFV
María Paula Etcheberry
(0)
2 de septiembre de 2019  • 12:37

Juan Grabois juega con una balanza que descansa sobre el escritorio de una de sus oficinas. Está rota y desequilibrada en uno de sus lados. "Es como la Justicia argentina", metaforiza el referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y del Frente Patria Grande. En una entrevista con LA NACION, el dirigente social, que alineado con el kirchnerismo, se refirió a las movilizaciones callejeras, sus vínculos con el papa Francisco y su relación con Cristina Kirchner y Alberto Fernández.

-¿Las organizaciones sociales van a seguir movilizándose?

Los problemas de naturaleza social que hay en la Argentina son estructurales. Ni empezaron con Macri, ni se van a terminar cuando Macri se vaya. La situación social en este momento es catastrófica. Doblemente vamos a movilizar y a reclamar medidas al Gobierno, que tiene que resolver la situación hasta el 10 de diciembre. A partir del 11 de diciembre vamos a dialogar con el gobierno que venga y le vamos a exigir lo mismo. El próximo gobierno va a tener poco margen para incumplir con las expectativas del sector que nosotros representamos. En los primeros 100 días tiene que haber medidas muy de fondo.

-¿No le preocupa que la movilización pueda traer más fragilidad a un contexto vulnerable?

No. Lo que genera inestabilidad es lo contrario, es no movilizar. En el Gobierno saben perfectamente que nosotros no somos chisperos que queremos prender fuego todo. Saben que no queremos que estalle la crisis en la Argentina. Por eso canalizamos la bronca que tiene el pueblo a través de un mecanismo democrático, que es la protesta social. Prefiero un millón de veces que esos compañeros se estén manifestando en la 9 de julio y no saqueando un supermercado. Porque eso ya lo vi en el 2001.

-¿Qué sabe sobre una posible visita del Papa Francisco en 2020? ¿Cómo es la relación entre ustedes hoy?

El papa Francisco es mi amigo. Nos conocimos por 2005, en una Argentina que todavía estaba sufriendo los efectos la crisis anterior, y donde la indignación frente a esa situación nos unió. Su injerencia en la política local es pura mitología. Se buscan excusas para atacarlo. Y yo he sido muchas veces una de esas excusas. No tengo la más remota idea de una visita el año próximo. Me parece que hay que respetar la decisión que él tome.

Juan Grabois: "Nunca fui kirchnerista"
Juan Grabois: "Nunca fui kirchnerista" Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Spivacow / AFV

-¿Cómo es su vínculo con Cristina Kirchner en la actualidad?

A Cristina la conozco hace un año y medio. Nunca fui kirchnerista. No lo fui cuando tenían el poder. Y no lo soy ahora. Hasta este año nunca había militado en política partidaria. Mi vínculo con Cristina tuvo que ver con la persecución judicial de la que ella es víctima, que no tiene nada que ver con los hechos de corrupción graves que sucedieron durante su gobierno. A mí jamás se me ocurrió negarlos. Siempre dije que me resultaba repugnante que dirigentes que levantan la bandera de los trabajadores y de los pobres se enriquezcan y vivan como sultanes mientras otros padecen. Y eso no puede volver a pasar. Pero los ataques a Cristina no tuvieron que ver con eso. Tuvieron que ver con una decisión de destruir a una fuerza política que era muy importante para construir este frente. Después tengo un montón de críticas a su gestión.

-¿Cómo por ejemplo?

La urbanización de los barrios populares. Un proyecto de justicia social tiene que priorizar a los más pobres y eso implica que la obra pública tiene que estar focalizada en los barrios populares. La falta de protagonismo de las organizaciones sociales durante su gobierno. La concentración de la tierra y de la riqueza que se produjo.

-¿Qué rol jugaría en un eventual gobierno de Fernández?

Un rol muy similar al que juego hoy. No me interesa ocupar espacios de gestión en el gobierno. Yo no voy a ser funcionario de Alberto. Para tranquilidad de los que no les gusta como hablo, como pienso, no se preocupen, que no voy a ser parte del poder ejecutivo. Voy a seguir haciendo lo mismo que hice toda la vida, que es defender a mis compañeros de los sectores populares.

-¿Cómo lo ve a Alberto Fernández?

Lo que yo conozco de Alberto es que no es una figura confrontativa. Eso no es ni bueno ni malo. Son estilos. Alberto es un tipo muy pragmático, muy flexible. Se junta con todos. Habla con [Marcos] Galperín, con [Héctor] Magnetto. Y me parece muy bien que lo haga. Creo que su gobierno va a ser mucho mejor de lo que sería un nuevo gobierno de Macri. Después tengo dudas sobre lo que va a pasar en el futuro. Tenemos un problema urgente que es la deuda con el FMI. Hay que denunciarla internacionalmente como un acuerdo ilegítimo. No sé si Alberto piensa lo mismo. Me atrevería a decir que no. Ahí podría tener una diferencia. Y seguramente voy a tener diferencias en un montón de otras cosas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.