"Gran Bretaña viene a depredar nuestros recursos naturales", acusó la Presidenta