Gremios opositores y oficialistas denunciaron la "crítica situación" del transporte ante un ente internacional