Gualeguaychú llevó su reclamo a la Casa Rosada

Asambleístas marcharon desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo; en la Casa de Gobierno dejaron una proclama y pedirán una audiencia con la Presidenta
(0)
12 de diciembre de 2007  • 18:36

No perder tiempo. Esa parece ser la meta primordial de los asambleístas que antes de que se cumplan 48 horas de la asunción de Cristina Kirchner volvieron con su reclamo contra Botnia a Buenos Aires y hasta las puertas de la Casa Rosada.

Miles de personas se movilizaron esta tarde desde el Congreso Nacional hasta Plaza de Mayo. La protesta, convocada por organizaciones ambientalistas y contra la pastera finlandesa, forma parte de un reclamo más global bautizada "Marcha por la vida y en contra del saqueo y la contaminación".

La marcha, que arrancó en Plaza de los dos Congresos avanzó lentamente a lo largo de la avenida Rivadavia, que permaneció totalmente cortada a lo largo de cuatro o cinco cuadras.

A la cabeza de la manifestación que llegó frente a la Casa de Gobierno, se observan carteles con la leyenda "Por la vida y la dignidad, contra el saqueo y la contaminación", junto a pancartas pertenecientes a los asambleistas de Gualeguaychú, Pueblos Originarios del Chaco, el Polo Obrero y la CCC, entre otras agrupaciones sociales y de izquierda.

"Desde Gualeguaychú viajamos alrededor de 1000 personas y acá nos vamos a reunir con el resto de las asambleas de todo el país", dijo a LANACION.com José Pouler, uno de los voceros del grupo entrerriano de vecinos.

El dirigente precisó que, una vez frente a la Casa Rosada, los manifestantes dejarán un petitorio en la mesa de entradas de Balcarce 50, con el reiterado reclamo de relocalización de la fábrica de celulosa de Fray Bentos y con pedidos más abarcativos cono la sanción de leyes para la protección del medio ambiente.

En la proclama también figura un pedido de audiencia con Cristina Kirchner, afirmó Pouler.

Más allá del traslado del reclamo a Buenos Aires, los asambleístas están conformes con la parte del discurso ante la Asamblea Legislativa que la Presidenta le dedicó a Tabaré Vázquez el lunes pasado y confían en el curso que el nuevo gobierno le dé al agravado conflicto con Uruguay.

"Las palabras [de Cristina Kirchner] fueron muy bien recibidas. Fue una forma muy hábil de contestarle [a Vázquez] por la habilitación unilateral de Botnia. Puso bien en claro quién es la víctima y quién el victimario", evaluó Pouler.

El vecino rescató además la reacción de la asamblea a las palabras de la jefa del Estado. "Lo importante es que cuando lo nombró a Tabaré hubo aplauso. Eso demuestra que el problema no es entre los pueblos, que el pueblo argentino quiere seguir hermanado con el uruguayo por más que el gobierno [oriental] haga todo lo contrario", añadió.

También celebró el rumbo que la Presidenta anunció respecto del manejo de la controversia. "Vamos a esperar el fallo de La Haya pero, al mismo tiempo, el Gobierno está pagando todo un monitoreo del funcionamiento de Botnia, por lo que no dudamos de que va a tomar las medidas necesarias si ocurre alguna contingencia", razonó el asambleísta.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.