Guillermo Reinwick dice que no tiene miedo de que "le peguen un tiro", pero admite que está preocupado