Irregularidades en el Estado: tráfico de información confidencial. Habrían robado los datos de 12 millones de personas