"Hace falta una economía libre y competitiva"

Gabriel Sued
(0)
17 de febrero de 2011  

Alberto Rodríguez Saá, gobernador de San Luis y precandidato presidencial del Peronismo Federal, dice que tiene la fórmula para eliminar por completo la desocupación en la Argentina, como lo hizo en su provincia, donde se registra el índice más bajo del país.

La clave, sostiene, es lograr una "economía libre y competitiva", a partir de un Estado que sólo intervenga para evitar distorsiones en el mercado, y poner en práctica un plan de inclusión social que contenga a todos los excluidos. "Podemos lograr el pleno empleo", afirma, durante una entrevista con LA NACION, en el departamento que el gobernador tiene en el barrio porteño de Retiro.

Insiste en poner como ejemplo a San Luis y dice que si se administraran los fondos públicos de manera eficiente, en la Argentina sobrarían recursos para llevar adelante programas sociales ambiciosos e instrumentar el 82 por ciento móvil en la jubilación mínima. Aclara, sin embargo, que para esto último haría falta un esfuerzo mayor de los trabajadores activos, que deberían esperar unos años más para jubilarse. "Todos los candidatos dicen que hay que aumentar, pero hay que decir de dónde sale la plata. Hay que elevar la edad jubilatoria", afirma.

-¿Cómo definiría el cambio que usted propone?

-Un Estado social con economía libre y competitiva. En San Luis hemos revertido la indigencia y la pobreza a índices excepcionales y tenemos una constante de pleno empleo desde 2003. Produje un espectacular shock keynesiano, que fue el Plan de Inclusión. Una economía abierta y competitiva quiere decir que el Estado tiene que participar para evitar las distorsiones en el mercado y no para distorsionar con su participación, como hace el gobierno nacional.

Video

-¿Por qué le parece que los logros que ustedes destacan de San Luis no han tenido un impacto en la valoración de la ciudadanía a nivel nacional?

-Yo creo que lo tienen. En San Luis se ha generado el turismo de comprobación: gente que viene a ver si es cierto lo que se dice de San Luis. Lo que pasa es que a nosotros nos descalifican diciendo que San Luis es el feudo de los Rodríguez Saá. Nosotros tenemos una continuidad democrática y una calidad institucional enorme, que nos ha dado un resultado espectacular. Nuestra riqueza es la buena gestión.

-Hay elementos para cuestionar la calidad institucional de San Luis. Hace 28 años que el poder está en manos de dos hermanos.

-El número es correcto, pero eso se puede mirar también como continuidad. Se puede mirar el mismo número en la Universidad de Buenos Aires, en la Alemania de Kohl, en la alcaldía de Nueva York y a nadie le asombra. Cuando tenés un modelo exitoso y a la gente le gusta que sea llave en mano, algunos le llaman continuidad, modelo exitoso, y otros, despreciativamente, le dicen feudo.

-¿La economía de hoy tiene una apertura adecuada?

-No, lo que hay es una intromisión del Estado en la formación de precios. Y todo el sistema de subsidios que no llega al productor. Esto genera una enorme corrupción, que nosotros hemos calificado como una cleptocracia. Es un gobierno donde los negocios personales de los funcionarios son más importantes que el bien común. Si en la Argentina se unen los presupuestos de la Nación, los de todas las provincias y los municipios, los dineros públicos anuales son 600.000 millones de pesos. Yo pregunto: ¿qué hacen los Estados con ese dinero? ¿Está en educación? ¿Está en salud? No hay respuestas.

-¿Qué medidas concretas tomaría para mejorar la distribución del ingreso?

-Lo primero es el manejo del presupuesto, con políticas activas en infraestructura y en todo lo que favorezca la economía competitiva. Además, hacen falta salarios fuertes, que se logran con pleno empleo. El reparto de los ingresos también se favorece con medidas como educación pública gratuita y hospitales de calidad.

-¿Se puede lograr el pleno empleo?

-Podemos lograr el pleno empleo. En San Luis lo hicimos. Todos hablan de la exclusión, pero nadie la define. Los excluidos son las personas con capacidades diferentes, a las que el sistema laboral no puede darles respuesta, las madres solteras, las personas con adicciones, las personas que han cumplido una condena y quieren reinsertarse en la sociedad, y las mujeres de más de 60 años que nunca ingresaron al mercado de trabajo. En San Luis, trabajan en la administración pública, en distintas tareas, seis horas por día. Se les paga un salario por encima del nivel de indigencia, tienen el derecho y el deber de capacitarse, obra social y aseguradora de riesgo de trabajo.

-Si llega a la presidencia, ¿va a aplicar este plan a nivel nacional?

-Puede ser este plan o uno similar. Yo al principio apunté a los desocupados, pero después me di cuenta de que hay que apuntar a los excluidos. El desocupado debe participar en el mercado laboral, porque si no, debilitaríamos el mercado laboral.

-¿Hay recursos para hacer frente a ese plan?

-En San Luis yo dije que el dinero iba a salir de la politiquería. Y fue así. La politiquería destina planes para repartir bolsas de alimentos que nunca llegan a la gente. Mi sueño más fuerte es que los chicos coman con su papá y su mamá. Hay que terminar con los comedores comunitarios. Los recursos tienen que salir de los planes prebendarios.

-¿Eliminaría la Asignación Universal por Hijo?

-Hay que verlo. Primero, hay que hacer un acuerdo Nación-provincias-municipios acerca de esferas de competencia. Definir quién se encarga de educación, quién de salud, para que no haya superposiciones y los dineros públicos alcancen. Sobra la plata en la Argentina. Lo que falta es buena administración.

-¿Qué haría para frenar la inflación?

-Un país que ha sufrido los picos de inflación que ha sufrido la Argentina no tiene que transitar ni cerca de un camino de inflación. El Banco Central tiene que tener las reservas suficientes para mantener el valor de la moneda. No se puede emitir irresponsablemente. Mentir en el Indec genera inflación.

-¿Qué haría con el Indec?

-Ponerlo en manos de la UBA, con una dirección con acuerdo del Senado.

-¿Es necesaria una reforma impositiva?

-Sí, muy necesaria. Pero lo más importante es hacer un pacto impositivo, establecer cuáles son los impuestos y que sean inmutables durante diez o quince años, para que la gente pueda tener una mirada de futuro.

-¿Qué cambios concretos propone?

-El ideal es bajar los impuestos, pero no se puede hacer una promesa irresponsable. Hay que hacer un pacto. El IVA es exagerado y hay que bajarlo, lo mismo con el tema del campo. El Estado le tiene que sacar las manos al campo, sobre todo en el comercio exterior.

-¿Qué significa "sacarle las manos al campo"?

-Dar libertad en el comercio exterior, el Estado no tiene por qué meterse. Hay que bajar gradualmente las retenciones, hasta eliminarlas.

-¿El impuesto a las ganancias hay que bajarlo?

-Hay que bajarlo. Pero esto hay que hacerlo con un plan. El concepto general es que tiene que bajar la presión impositiva.

-¿Cómo se logra bajar los impuestos y tener un Estado social activo?

-Como hicimos en San Luis, sin ayuda de la Argentina. Con la plata de la politiquería, con la escuela de administración, con la continuidad de los gobiernos, con la lucha permanente contra la corrupción. No quiere decir que no haya corrupción, pero cuando se descubre un nicho de corrupción hay que eliminarlo. Por ejemplo, en el tema de obra pública, donde suele haber corrupción, nosotros creamos una sociedad anónima con participación estatal mayoritaria. Se presenta a todas las licitaciones, con precios de mercado. Si una empresa privada tiene el mismo precio o menor, gana la privada. Preferimos que lo haga la empresa privada, porque no es función del Estado hacer obra pública, pero sí es función del Estado que no se formen monopolios y que no haya sobreprecios.

-Dígame tres medidas para mejorar el clima de inversión en el país.

-Primero, la seguridad jurídica: lo que está escrito en la ley se debe cumplir. Lo segundo, planes de infraestructura y desarrollo. Lo tercero, alejar el fantasma de la inflación, tener una moneda fuerte y sana.

-¿Hay que estatizar más empresas de servicios?

-Soy contrario a retroceder en todo lo que se avanzó. Hay ámbitos donde se han logrado ventajas enormes con la intervención privada, como en el mundo de las comunicaciones. Pero en San Luis nos hemos involucrado con el tema de wi-fi, que es gratuito.

-¿Qué haría con Aerolíneas Argentinas?

-Para tener una línea de bandera era más sensato crear una nueva. Hubiéramos dejado a Aerolíneas en las manos en que estaba y tendríamos un problema menos para el Estado y una nueva línea sana sin la enorme masa de empleados públicos. Yo buscaría crear una nueva aerolínea.

-¿Mantendría la política oficial ante las protestas sociales?

-La agenda social con planes prebendarios ha generado sindicatos de planes prebendarios, donde los afiliados ni siquiera reciben el total de los fondos que les destina el Estado. Esto hay que reconvertirlo en los planes de inclusión social.

-¿Qué haría ante un corte de calle?

-El corte no es legal. Hay que hacer la denuncia y que participe el fiscal de turno. Tomar nota de quiénes son y hacerlos responsables patrimonialmente.

-¿Pero corre a los manifestantes de la calle o los deja?

-Tiene que decidirlo el juez en cada caso.

-¿Está de acuerdo con que la policía vaya desarmada a las protestas?

-No, la policía tiene que tener los elementos para lo cual ha sido creada.

-Dígame medidas concretas para combatir la inseguridad.

-Hay que unir la seguridad con la problemática social, la educación, la problemática del Poder Judicial y la policía. Tienen que trabajar juntos Nación, provincias y municipios. Hay que continuar las experiencias exitosas en material digital, como las cámaras de seguridad. El tema de la imputabilidad de los menores es complejo, porque los mayores siempre van a usar a los menores que son inimputables. Lo que hay que hacer es castigar al mayor que manda al menor a delinquir.

-¿Impulsaría la legalización del aborto?

-No creo que esté en la agenda de los argentinos, en especial si se lo trata como una confrontación.

-El aborto es la principal causa de muerte materna. ¿Qué respuesta daría a este problema?

-Habría que levantar la reserva argentina de los tratados de Pekín y de El Cairo sobre los derechos de la mujer. La Argentina debe adherir plenamente a los derechos de la mujer, con los votos del Congreso, como corresponde. Eso significaría adherir a la decisión de la mujer, que la mujer decida sobre su cuerpo.

-¿O sea que usted coincide con la legalización del aborto, pero no lo plantearía para no dividir a la sociedad?

-Es que hay que plantearlo de manera correcta. No podemos adherir a lo más avanzado que hay sobre el derecho de la mujer mutilándolo. Estoy proponiendo un tratamiento académico del tema. El tema hoy no existe en la sociedad. Se usa para irritar.

-¿El poder de Moyano puede ser un problema si usted es presidente?

-Si supero una elección interna, con un programa, y después tengo una legitimación democrática, el señor Moyano es un ciudadano más. Se ha puesto demasiado goloso el señor Moyano, quiere siempre más, y esto no es bueno, debería hacer una terapia gastronómica. No sólo quiere ser líder de la CGT, sino que quiere ser presidente del PJ, gobernador, presidente y no sé qué más. Los golosos se indigestan. Conmigo, no va a tener protección oficial.

-¿Impulsaría el 82% móvil para los jubilados?

-Sí. Lo propongo con un sistema de gradualidad y habría que hacer una revisión completa del sistema jubilatorio, para poder darles a los jubilados el 82%. Habría que extender el límite de edad. Entonces la ecuación puede funcionar.

-¿Propone elevar el límite de edad jubilatoria?

-Sí, ahora está en 65 para el hombre y 60 para la mujer; habría que ver cómo elevar esos índices para que esos dineros vayan al 82%. Todos dicen que sí, pero hay que decir de dónde sale la plata. Hay que elevar la edad, con un acuerdo. El activo debe aceptarlo en aras del jubilado.

Con la colaboración de Guadalupe Aizaga

ALBERTO RODRIGUEZ SAÁ

Gobernador de San Luis y precandidato a presidente (Peronismo Federal)

  • Profesión: abogado
  • Edad: 61 años
  • Origen: San Luis
  • Se recibió de maestro y ejerció la profesión de abogado (en 1980 fue asesor de la CGT). Fue senador nacional en dos etapas, entre 1983 y 1994 y entre 2000 y 2003. Allí presidió la Comisión de Legislación General y fue presidente del bloque justicialista entre 1989 y 1993. En 2003 fue elegido gobernador de la provincia de San Luis.
  • LAS PRINCIPALES DEFINICIONES

    Durante la entrevista, Alberto Rodríguez Saá sintetizó sus propuestas:

  • Ataque al desempleo

    "Podemos lograr el pleno empleo. En San Luis lo hicimos con el Plan de Inclusión Social. Todos hablan de la exclusión, pero nadie la define. Los excluidos son las personas con capacidades diferentes, a los que el sistema laboral no puede darles respuesta."
  • Elevar la edad jubilatoria

    "Todos los candidatos dicen que hay que aumentar, pero hay que decir de dónde sale la plata. Hay que elevar la edad jubilatoria."
  • Reducción de impuestos

    "El ideal es bajar los impuestos, pero no se puede hacer una promesa irresponsable. Hay que hacer un pacto. El IVA es exagerado. Hay que lograr que el Estado le saque las manos al campo y es una atrocidad que el Estado entorpezca el comercio exterior."
  • Política exterior

    "Hay que terminar con la Chavezdependencia y profundizar el Mercosur. La Argentina tiene que estar en el mundo."
  • Distribución de ganancias

    "La Constitución establece que los trabajadores pueden controlar los números de las empresas. También debería ser sobre los fondos de los sindicatos."
  • Minería

    "Nosotros prohibimos la explotación de oro y minerales a cielo abierto con químicos que afecten el agua. Yo lo prohibiría a nivel nacional."
  • Uso de reservas

    "No las usaría. Esto ha generado una expectativa inflacionaria enorme."
  • Superpoderes

    "Los eliminaría. No se puede decir que se va a gastar el dinero en determinadas cuestiones y después decir que nada de eso es cierto, porque el jefe de Gabinete tiene superpoderes para hacer lo que quiere."
  • Privatizaciones

    "Soy contrario en retroceder en todo lo que se avanzó. Hay ámbitos donde se han logrado ventajas enormes con la intervención privada, como en el mundo de las comunicaciones. Pero en San Luis nos hemos involucrado con el tema de Wi-Fi, que para nosotros es un servicio público."
  • Fútbol para Todos

    "El Estado en el fútbol es una grosería. Criticábamos a los romanos por pan y circo, y ahora damos plan prebendario y fútbol. No estoy de acuerdo."
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.