Hallaron explosivos en la terminal de Retiro

La policía encontró viejas granadas y planos de la ciudad de Mar del Plata, donde se realizará la Cumbre de las Américas; los investigadores descartaron vínculos con el terrorismo internacional
(0)
30 de septiembre de 2005  • 12:59

Unas viejas granadas, un libro del Corán, fotocopias de planos de la ciudad de Mar del Plata y cuatro dátiles fueron hallados por la Policía Federal en un cofre ubicado en la Terminal de Omnibus de Retiro, tras una denuncia anónima, informaron hoy fuentes policiales.

En Mar del Plata se realizará en los primeros días de noviembre próximo la Cumbre de las Américas, reunión a la que se espera que asista el presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

Justamente, el Gobierno destinó 31 millones de pesos a los operativos para preservar la seguridad, y el martes último, por medio de una resolución publicada en el Boletín Oficial, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, redireccionó partidas presupuestarias por más de $ 25.000.000 hacia el Ministerio del Interior, a cargo del operativo.

Anónimo. El hallazgo, que fue dado a conocer hoy, ocurrió el 22 de septiembre pasado, cuando la policía recibió una llamada anónima que alertaba sobre la presencia de explosivos en un cofre que se alquila para dejar equipajes en esa terminal.

La investigación del episodio quedó a cargo del Departamento Unidad de Investigación Antiterrorista (DUIA), que depende de la Dirección General de Prevención Federal.

Desestabilización. El comisario inspector Daniel Rodríguez, de Comunicación Social de la Policía Federal, concluyó en una conferencia de prensa que "se trató de desestabilizar la faz preventiva que se están llevando con éxito en Mar del Plata para la Cumbre".

En tanto, el subcomisario de la DUIA Eduardo Aguilera aseguró que el anónimo que hizo la llamada advirtiendo sobre la existencia de explosivos dio los números exactos de la gaveta donde se encontró el material.

Descartan vinculación con terroristas. También había un ejemplar del Corán, admitió Aguilera, pero explicó que los autores lo que quisieron es "dar una idea de orientar el hecho hacia una determinada comunidad" pero que "por investigación propia como por contactos con servicios especiales extranjeros no tienen vinculación con organizaciones terroristas internacionales".

El explosivo. El principal Carlos Quinteros, quien estuvo a cargo de la Brigada de Explosivos que fue a retiro a inspeccionar y retirar el material, aseguró que en el interior de la gaveta había "granada con sus seguros, una de ellas FK2 de fabricación española, y trotyl desgranado".

"Ese material no condice por cantidad y calidad con la posibilidad de realizar un atentado de envergadura", dijo Quinteros.

A simple vista, agregó el especialista, el material "podría ser de vieja data".

También contó que había "papel fotocopiados con planos calles de esta ciudad como de Mar del Plata".

El caso quedó en manos del juez federal Claudio Bonadío.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?