"Hay que convivir con las marchas"