"Hay que darle tiempo a Kirchner", afirmó Duhalde

El presidente saliente señaló que la relación con el mandatario electo se basará "en el deseo de ayudar"
(0)
23 de mayo de 2003  • 11:38

El presidente saliente Eduardo Duhalde aseguró que "toda la gente que es amiga mía sabe" que si es convocada para sumarse al próximo gobierno, "de ninguna manera tiene que pedir absolutamente nada" y consideró que "hay que dejarlo hacer" al próximo presidente Néstor Kirchner.

Duhalde expresó ese concepto al ser consultado esta mañana por radio Continental sobre la naturaleza de la "convivencia" que él tendrá con Kirchner.

Señaló que la relación se basará en su "deseo de ayudar" y que la gente de su entorno convocada a puestos en la próxima administración "sabe que si es convocada a una tarea, tiene que poner el hombro, pero de ninguna manera pedir hada".

Afirmó además que a Kirchner "hay que darle tiempo".

Por otra parte, dijo a radio Mitre que los gobernadores ayudarán a Kirchner ya que "la crisis hizo que se comprendiera la necesidad que tenemos de actuar en conjunto".

Duhalde reiteró que se va del gobierno "contento, porque una nueva generación, gente que en el panorama nacional es nueva, se hace cargo del gobierno con mejores expectativas".

"No se puede pensar en el futuro volviendo al pasado, un pasado que fue una pesadilla", advirtió y tras agregar que el país vivió "un vía crucis", Duhalde dijo que "mucho daño le hemos hecho al país en el último cuarto de siglo; ya es hora de recuperación, de abir la puerta a lo nuevo, pero sin ningún egoísmo. Yo diría, con generosidad tienen que actuar todos, todos", remarcó.

Tras insistir que sólo le manifestó a Kirchner "que se rompa el alma", a lo que agregó que "en realidad, no dije el alma", Duhalde aclaró que lo hizo "sin pedirle absolutamente nada".

Al referirse al ministro de Economía, Roberto Lavagna, Duhalde dijo que "superó todas mis expectativas; ha sido y es un hombre realmente muy muy importatne de cara al futuro" y opinó, respecto de la relación de ese funcionario con Kirchner, que "hay un respeto mutuo, un entendimiento muy aceitado entre ellos".

Duhalde volvió a asegurar que no se presentará "nunca más" a ningún cargo ejecutivo ni partidario, aunque no cerró las puertas a una banca legislativa, si bien aclaró que "no estoy entusiasmado tampoco".

En cuanto a las palabras de Carlos Menem, quien dijo que en 2007 volverá a ser presidente "si es que Kirchner no se va antes", estimó que "son declaraciones que debemos interpretarlas como un momento muy difícil de su vida en la cual, como él decía ese mismo día (de la renuncia), la razón de su existencia es el poder".

"Creo que ha recibido un glpe muy grande de la ciudadanía y, en ese marco, ha hecho esa declaración. Espero que cambie", concluyó.

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.