"Hay que levantar el congelamiento"

Plan de CAME para salir de la crisis
(0)
28 de enero de 2002  

"Sin la regeneración de un mínimo de liquidez, la producción y el comercio están condenados a la profundización de la actual parálisis", señala un documento elaborado por la Coordinadora de Actividades Mercantiles Empresarias (CAME) que la entidad entregó a la Mesa de Concertación, auspiciada por el Gobierno, la Iglesia y las Naciones Unidas para encontrar coincidencias básicas para salir de la crisis. La propuesta de CAME fue presentada con el título de "Plan económico del comercio" e impulsa, entre otras consideraciones, el inmediato levantamiento del corralito financiero.

CAME propone la pesificación generalizada para operaciones que involucren personas físicas y pequeñas y medianas empresas de carácter productivo y comercial, con una relación un dólar igual a un peso, tanto para los depósitos como para las deudas.

La entidad presidida por Osvaldo Cornide considera que corresponde el "inmediato levantamiento del denominado corralito, a través de un cronograma acelerado que determinará la progresiva disponibilidad de los recursos previamente pesificados en la forma indicada".

También plantea la posibilidad de dejar abierta la opción a que los recursos permanezcan en el sistema financiero en carácter de depósitos en pesos indexados, el mismo criterio que se aplicaría en el caso de eventuales nuevos depósitos a plazo. Además, indica que se debería reclamar a la banca extranjera que solicite dólares a sus casas matrices para cancelar los plazos fijos y cajas de ahorro de los clientes que tienen cuentas en esa moneda.

"La Argentina precisa recuperar su mercado interno, para lo cual es necesaria una mayor equidad distributiva; deberá avanzar hacia una eficiente sustitución de importaciones, propósito al que deberá servir su política cambiaria, arancelaria y crediticia, y, finalmente, es necesario provocar un shock de exportación con agresivas políticas comerciales y el estímulo de un tipo de cambio competitivo", sostiene CAME.

En cuanto a la relación entre particulares, propone que se fijen pautas generales para los acuerdos que sirvan de guía para la solución de los problemas que crea la salida de la convertibilidad, especialmente cuando una de las partes sea una empresa dominante o monopólica.

Reestructurar la deuda

La propuesta realizada por CAME se inclina por una reestructuración íntegra de la deuda pública y privada, negociando una quita de capital y la adopción de criterios para la remesa futura de servicios en función del crecimiento real de la economía.

Además, CAME propone la absoluta desdolarización de las tarifas de los servicios públicos y peajes; el establecimiento de un seguro de formación y empleo para jefes de hogar desocupados y, por último, la suspensión de las ejecuciones fiscales por servicios y bancarios por deudas anteriores a la puesta en marcha del nuevo plan económico.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?