Hay tantos optimistas como pesimistas frente al año 2002

Según una encuesta de Gallup, un 22% de la gente cree que será igual a 2001
(0)
26 de enero de 2002  

Hay tantos argentinos optimistas como pesimistas respecto de lo que les deparará este año: el 36 por ciento cree que la situación mejorará; un 35 por ciento, que será peor. Otro 22 por ciento no espera nada: cree que todo será igual a 2001.

Los datos surgen de una encuesta mundial de Gallup, realizada en diciembre último, para la que fueron entrevistadas personalmente 1200 personas en 26 localidades del país.

La Argentina es uno de los pocos países en los que las perspectivas de la población sobre este año son, en su conjunto, neutrales.

En general, predomina en el mundo el optimismo -43 países mayormente optimistas contra 23 mayormente pesimistas-, especialmente en las naciones que superaron un gran conflicto, como Kosovo, en los Balcanes, que es el país más optimista del mundo.

En la Argentina, el optimismo es mayor entre los jóvenes. El 46 por ciento de los optimistas tiene entre 18 y 24 años. Por el contrario, a medida que aumenta la edad crece el pesimismo.

Las expectativas negativas son predominantes, además, entre las personas de mayor educación y de mayor nivel socioeconómico (el 47 por ciento es pesimista). El 41 por ciento de las personas que sólo tienen educación primaria es optimista.

En el interior del país, las expectativas son más favorables (39 por ciento) que en la Capital Federal (32 por ciento) y en el Gran Buenos Aires (30 por ciento).

Consultados sobre la economía y el conflicto social, un alto porcentaje de los argentinos dijo a Gallup que espera problemas este año.

Cuatro de cada diez encuestados dijeron que la economía tendrá dificultades; un 29 por ciento confió en que seguirá igual, y un 24 por ciento, que mejorará. La preocupación aumenta a mayor nivel socioeconómico, y en la Capital y el Gran Buenos Aires.

Más de la mitad de la gente (51 por ciento) espera un aumento de los conflictos sociales. Sólo el nueve por ciento confía en que disminuirán. Como en las preguntas anteriores, la expectativa negativa predomina en los sectores mejor ubicados socioeconómicamente.

También predominó el pesimismo en cuanto a la situación internacional para 2002. Un 53 por ciento adelanta que será un año complicado, contra un 30 por ciento que cree que las cosas seguirán igual.

En el mundo

La mayoría de las personas alrededor del mundo sienten que este año será mejor al que pasó, según la conclusión de la encuesta mundial de Gallup.

Aclara, sin embargo, que "cabe señalar que en la encuesta mundial realizada a fines del año 2000 en relación con las expectativas para 2001, el predominio de opiniones positivas se observó en el 71 por ciento de los países en que se relevó la encuesta, moderadamente mayor al 64 por ciento registrado en la realizada a fines del año pasado.

En pocas palabras, si bien siguen predominando ampliamente para 2002 expectativas positivas en el mundo, el optimismo se ha enfriado levemente; en el mismo sentido, el porcentaje de países en los cuales el 50 por ciento o más de los entrevistados se manifestó optimista descendió del 22 por ciento obtenido en relación con las expectativas para 2001 al 16 por ciento para las perspectivas del año 2002".

En el ranking de los países más optimistas del mundo se destacan: En Norteamérica, Canadá (54%) y Estados Unidos (52%).

En América latina, República Dominicana (52%), Colombia (51%), Perú (44%) y Venezuela (42%).

En Europa Occidental casi todos son optimistas (las excepciones son Austria, Irlanda, Holanda y Portugal). En Europa Central y del Este, Kosovo (80%), Latvia (54%) y Rusia (52%). En el Asia-Pacífico, Nueva Zelanda y Australia. En Africa, Camerún.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?