A una semana, nadie sabe dónde está. Hay tres hipótesis sobre la desaparición del albañil Julio López