Héctor Recalde: "En general, los reclamos salariales son justos porque está el deseo de mejorar"

El diputado ultrakirchnerista defiende a rajatabla al Gobierno al punto de sostener que la de octubre "no fue una derrota nacional, ése es un relato de la oposición"; críticas al massismo y elogios a su hijo Mariano
Jaime Rosemberg
(0)
4 de enero de 2014  

VILLA GESELL.- El viento sopla, frío e inclemente en el parador Austral, bien lejos del centro de esta ciudad balnearia. Sin amilanarse ante la correntada y el cartel de mar embravecido, Héctor Recalde posa relajado ante la requisitoria del fotógrafo. "Como un viejo canchero", ironiza el abogado laboralista y diputado ultrakirchnerista, que con idéntica y pasmosa seguridad afirma que el Gobierno "no perdió" en las recientes elecciones legislativas, y que al oficialismo le queda mucho hilo en el carretel.

"A los que están preocupados les digo: quédense tranquilos, Cristina está", dice con convicción y entusiasmo. Durante la charla con LA NACION, Recalde repetirá el discurso oficial: los reclamos policiales fueron desmedidos, los cortes de energía son culpa de las empresas, la inflación la provocan los empresarios. También será irónico con Sergio Massa: dirá que "no muchos" se fueron con él, y que "lo nuevo no es lo bueno, simplemente es lo nuevo". Se resiste a hablar de su viejo aliado, Hugo Moyano, defiende a su hijo Mariano, director de Aerolíneas, y dice una frase polémica y desafiante: "A lo mejor empieza una década más de kirchnerismo", dirá, con sonrisa plena incluida.

-Terminamos un diciembre con saqueos y cortes de luz. ¿Es difícil ser kirchnerista en 2014?

-No, porque uno parte de las convicciones. Jurídicamente las protestas policiales son insostenibles, aunque el reclamo de recomposición es justo en la medida en que sea razonable. La metodología delictiva que utilizaron ha hecho que algunos gobernadores estén tratando de plantear una renegociación. Me parece correcto.

-¿No volverían las protestas?

-Depende de cómo se plantee y las necesidades de cada provincia. Estoy convencido de que muchos policías están arrepentidos de la manera en que lograron un aumento, aunque estén satisfechos de lo que lograron.

-Hay un ánimo diferente después de la derrota electoral de octubre?

-Perdón, ¿de qué derrota me habla?

-La oposición ganó en las principales ciudades?

-¿Pero qué se eligió? Diputados. ¿Y quién tiene más diputados hoy? El kirchnerismo.

-¿No perdieron, entonces?

-Perdimos en la provincia de Buenos Aires, Massa sacó un diputado más que nosotros, pero junto con Pro. También perdimos con De Narváez en 2009? pero esto no es una derrota nacional. Ése es un relato de la oposición, y los hechos son sagrados, las interpretaciones son libres.

-La Presidenta dijo que no intentará un nuevo período ni otro cargo electivo en 2015?

-Esto se viene anunciando desde 2003, a lo mejor lo que comienza es una segunda década en vez del fin de ciclo. Hay mucha convicción y militancia. Hace mucho escribí un poema que decía: "Muchacho que no sabes del encanto de haber derramado llanto por una batalla perdida". Un pequeño retroceso en la provincia, Córdoba o Mendoza no es para bajar banderas.

-¿En la crisis energética no hay responsabilidad oficial?

-Fue un acontecimiento extraordinario y es responsabilidad primaria de las empresas, estos picos de demanda requieren inversión sin contraprestación para las empresas, que regulan la inversión rezando que no haga mucho calor. Lo dijo con claridad [Jorge] Capitanich: no nos asusta nacionalizar ni hacernos cargo, que decidan las empresas qué es lo que quieren hacer.

-¿No debería el Gobierno generar un clima de inversiones?

-¿Más que los subsidios para que las empresas puedan trabajar? Alguno puede interpretar eso y no está mal. Hay un problema estructural del Estado, que es el de controlar la aplicación de las normas.

-Recalde, el kirchnerismo gobierna hace más de diez años...

-Al principio teníamos el 22 por ciento y se hizo muchísimo igual.

-¿No le inquieta la ausencia de la Presidenta?

-Nooo, me pone muy contento por la necesidad de que aparezca que tienen muchos periodistas y opositores. Los quiero tranquilizar: la Presidenta está, aunque no hablé con ella. Su capacidad de militante y estadista es tal que aún los opositores lamentan su ausencia, que no es tal.

-¿ Y cómo lo explica?

-Se tomó un merecido descanso, gobernar el país no es nada fácil.

-Hablando de opositores? ¿Lo extraña a Moyano?

-De Moyano no hablo [serio].

-Le cambio la pregunta. ¿Los reclamos salariales que hace la CGT y la CTA opositora y que se van a profundizar son justos?

-En general, los reclamos son justos porque está el deseo de mejorar, es la naturaleza humana.

-Reconoce que hay inflación?

-Perdón, usted me está preguntando por los reclamos. Hay un aumento de precios generalizado e irresponsable por parte de quienes los establecen.

-No parece que el Gobierno estuviera tomando medidas?

-¡Lea LA NACION de hoy! Se promueven acuerdos de precios y se pone atención en la cadena de valor. Es difícil encontrar espíritu solidario en las empresas, mientras organismos internacionales como la ONU dicen que aquí hay hambre cero.

-En la calle se ve otra cosa?

-Tiene razón. Leí por ahí que Pinamar explota de gente? [Se ríe]

-Pero es siempre la misma gente.

-Hay que distribuir más, usted me está dando la razón. Esto no quiere decir que los salarios sean suficientes o que todo el mundo esté registrado. Los que critican la inflación no dan otra receta que no sea el ajuste y el enfriamiento de la economía.

-¿Los kirchneristas que se fueron con Massa están equivocados?

-Primero, ¿cuántos son? ¿Muchos? Veinte intendentes, nosotros tenemos más de ochenta. Tienen derecho a la evolución del pensamiento. Lo nuevo es lo nuevo, no lo bueno.

-¿No le preocupa Massa?

-No, no me preocupa, es un desafío electoral. No coincido en nada con su forma de hacer política ni con los movimientos de centro. El peronismo es de centroizquierda?

-Por último, ¿qué puntaje le pone a la gestión de su hijo en Aerolíneas Argentinas?

-De mi hijo habla mi hijo [se ríe]. Como usuario de Aerolíneas, le digo... ¡qué bien que anda! Más flota, redujo el déficit, más puntualidad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.