Hernán Lombardi: “Si la alternativa a Cambiemos es una Cristina Kirchner más radicalizada, van a sufrir los que menos tienen”

Hernán Lombardi dirige los medios públicos, el CCK y Tecnópolis
Hernán Lombardi dirige los medios públicos, el CCK y Tecnópolis Fuente: Archivo
Entre elogios a los peronistas no kirchneristas, el titular del Sistema de Medios Públicos pide "darle una derrota fuerte" a la ex presidenta en las elecciones legislativas
Brenda Struminger
(0)
2 de julio de 2017  • 18:35

Hernán Lombardi tiene 57 años. Era ministro de Cultura porteño cuando Cambiemos ganó las elecciones presidenciales y Mauricio Macri lo convocó para dirigir el Sistema de Medios Públicos. Durante los primeros meses de 2016, protagonizó la agenda política por los masivos despidos en Radio Nacional, Télam, la TV Pública y el Centro Cultural Néstor Kirchner (además del polémico intento de cambiarle el nombre, que terminó en la adopción de las siglas CCK) y los cambios en Tecnópolis.

Este año, las controversias parecen haber dejado sus oficinas, en los pisos más altos del edificio del centro cultural en Leandro Alem al 300. Lombardi, que adelgazó 17 kilos en los últimos meses, dice estar abocado a darle una impronta “federal” a sus proyectos, mientras se muestra despreocupado por el rating de sus programas (según sus productores, se mantiene en parámetros similares a los que se registraban durante el gobierno anterior).

Mientras tanto, niega los rumores de una interna con Pablo Avelluto por el control del Ministerio de Cultura y destaca que encarna otras funciones aparte de su rol como coordinador de medios: también es “vocero de un área del gobierno” y “participa del esquema de Jefatura de Gabinete, con Marcos Peña a la cabeza”. Según el ministro, Macri está “contento” con su trabajo.

A un mes y medio de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), admite que el Gobierno “sin duda” cometió “errores” y los adjudica a la “ansiedad por resolver las patologías” heredadas del kirchnerismo. Mientras tanto, no cree que el jefe del Frente Renovador, Sergio Massa , tenga posibilidades de ganar la elección, festeja la división del peronismo impulsada por el ex ministro Florencio Randazzo, y lanza: “Hay que darle una derrota fuerte a Cristina Kirchner ”.

En sintonía, destaca a los dirigentes peronistas que se oponen a la ex presidenta, como el senador del randazzismo Juan Manuel Abal Medina (por su “inteligencia”) y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey (por su “buena gestión”). De hecho, le gustaría que asistan a Cada Noche, el nuevo programa de la TV Pública que conduce -entre otros- la ex dirigente de la Alianza, Graciela Fernández Meijide.

¿Habla seguido con Macri?

Sí, claro.

¿Qué le dice?

Estamos contentos con nuestra visión del pluralismo y el enfoque de lo federal y eso nos llena de satisfacción.

¿Cómo se perfila Cambiemos para las elecciones?

Cambiemos desafía una época. Interpreta el desafío de pensar los tres o cuatro ejes del cambio, que primero estuvieron en la gente. Yo participo de un equipo que piensa que los problemas argentinos tienen solución. Y creemos que la solución lleva tiempo. A veces no son sencillas y requieren complejidad. Y requieren análisis técnicos específicos, que llevan tiempo.

¿A qué atribuye los errores del Gobierno, por ejemplo, en el recortes de pensiones?

Este es un gobierno audaz que no quiere convivir con los problemas. Que por momentos tiene que contener la propia ansiedad por resolver los problemas. Y a veces esas soluciones no son las más adecuadas. Por supuesto, no justifico errores. Hay que corregirlos. Con el tema de las pensiones hubo un error. Pero parte de lo peor de la década pasada fue que las mejores banderas eran empañadas con una patológica ejecución. Todo el mundo quiere que haya protección del Estado sobre las personas con capacidades diferentes. El Estado está para eso. Pero cuando tenés que desprenderte de las patologías hay que ser cuidadosos. El campo está tan minado que tenés que tener mucho cuidado cuando se ejecutan las políticas. La vocación de cambio que requiere más reflexión y más trabajo de campo. Por supuesto, hay muchos elementos del mismo estado de sabotaje que responden a otros intereses.

¿Se refiere a que hubo mala praxis adrede?

En muchos casos puede haber mala praxis dentro del gobierno de gente que quedó de anteriores gobiernos. Pero eso no es excusa.

¿Cuáles son sus planes para 2019?

Esto auténticamente funciona como un equipo. En este caso yo participo con un doble sombrero, o triple. A veces en el mismo ministerio, a veces como vocero de un área del gobierno, y además participo del esquema de la Jefatura de Gabinete con Marcos Peña a la cabeza. Que son tres cosas vinculadas y no son lo mismo. Soy apasionado con lo que estamos haciendo.

¿Cuál es el sombrero que mejor le sienta?

Está mal dicho sombrero. Queda como que son mutuamente excluyentes. Pero son parte de lo mismo. Estoy entusiasmado. Todavía hay una enorme trabajo por hacer.

Hay rumores de una interna con Avelluto. ¿Usted quiere ser Ministro de Cultura?

No me llegó ningún rumor. Pablo es mi amigo. Tengo respeto por él. De hecho, él lo dijo el otro día, yo lo invité a incorporarse a Cambiemos. Y me parece que es un tipo muy capaz. No hay tal cosa.

¿Pero le gustaría ser Ministro de Cultura en algún momento?

Francamente, no pienso mi vida pública en esos términos. Lo pienso más bien desde una noción de servicio. La Argentina tiene la posibilidad de cambiar y fundar para las futuras generaciones. Estamos en un punto de inflexión, una evolución hacia un país donde todos podamos ser más iguales. También pienso que si esto no saliera bien, la Argentina estaría en una situación compleja. Si la alternativa a Cambiemos es una Cristina Kirchner más radicalizada, con Quebracho por ejemplo, los que van a sufrir son los que menos tienen.

¿Y si la alternativa fuera Massa?

Yo creo que no lo es. Ojalá surgiera una alternativa que tuviera que ver con posibilidades de políticas públicas más a largo plazo, donde el ancho de lo que se discute fuera menor, pero hoy no está. Hay mucha gente que fue kirchnerista y lo hizo de buena fe. No me gusta pensar a priori. Pero sí debo reconocer que los que participaron activamente en cargos de alta dirección, y Massa fue Jefe de Gabinete, tienen una impronta de pasado para la Argentina. No le veo ninguna relación con el futuro de los argentinos.

¿Tampoco ahora que se alió con Margarita?

Yo tengo un gran respeto por Margarita. Gran parte del cambio cultural es poder elogiar ideas o personas que no estén en tu espacio político. No coincido prácticamente en nada de lo que piensa Juan Abal Medina, pero creo que es un chico inteligente. Pienso que el gobernador de Neuquén [Omar Gutiérrez] es un gran gobernador. Y que Urtubey está haciendo una buena tarea en su provincia. Nosotros trabajamos con él en Tecnópolis Salta de manera articulada y responsable.

¿Cómo se perfila Cristina Kirchner?

Me parece que lo que hizo Cristina Fernández sincera una situación. Saliendo de cualquier oportunismo político, porque a cualquier gobierno le gusta tener a la oposición dividida, creo que ella está siendo coherente con su accionar de toda la vida al decir ‘con el peronismo no tengo que ver’. Está actuando en línea con lo que piensa. Y eso, para mí, la hace consistente. Por supuesto, hay que derrotarla electoralmente, que tenga una derrota fuerte, porque sus ideas son las que conducen al retroceso de la Argentina.

¿La entrevistarían en la TV Pública?

Por supuesto. El año pasado fue Aníbal Fernández a La Quinta Pata. Fueron todos.

¿Les interesa el rating?

Siempre interesa que la gente te escuche. Ahora, nosotros tenemos un enfoque conceptual diferente a la televisión comercial. No necesariamente nos importa que esto tenga rating. Sí nos importa generar un hito en la construcción de ciudadanía.

¿Cómo evalúa la gestión cultural de Larreta y Mahler en la Ciudad?

Me parece que se continuaron cosas que estaban bien y se llevaron a cabo cosas que también están bien, por ejemplo, estoy orgulloso de cuando participamos de la gigantesca obra del San Martín. Además las cosas que hicimos con Mauricio en estos años me parecen muy saludables. No sé si yo haría exactamente lo mismo que se está haciendo, pero las líneas son parecidas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.