Hilda de Duhalde: no voy a ser candidata

Tajante negativa a toda postulación
(0)
28 de noviembre de 2002  

La primera dama, Hilda "Chiche" González de Duhalde, aseguró anoche que no integrará ninguna fórmula presidencial del peronismo en las próximas elecciones y negó cualquier posibilidad de competir por un puesto ejecutivo en 2003.

"Antes dije que lo pensaría. Ahora lo desecho totalmente. No voy a ser candidata. He tomado una decisión: abocarme estos seis meses que nos quedan de gestión a esta tarea social, que me apasiona", indicó la esposa del presidente Eduardo Duhalde en declaraciones al programa de televisión por cable "A dos voces".

De esa manera desactivó todas las operaciones políticas que daban cuenta en forma insistente sobre la posibilidad de que formara parte de una de las fórmulas presidenciales del peronismo que competirá contra la de Carlos Menem y Juan Carlos Romero.

Su nombre sonó más fuerte aún cuando el gobernador de Santa Fe, Carlos Reutemann, sugirió que "tal vez" aparezca un "candidato presidencial sorpresa", tras elogiar la labor de la primera dama.

"Es un disparate... Desmiento absolutamente...", reaccionó la esposa de Duhalde ante la consulta de una eventual postulación para suceder a su marido.

Ese "tapado" del que habló Reutemann podría ser el gobernador de Buenos Aires, Felipe Solá, o el senador misionero Ramón Puerta, interpretaron en diversos ámbitos del peronismo.

Pero hasta anoche la eventualidad de que Chiche Duhalde fuera candidata a vicepresidenta era considerada como un hecho "más que posible" por duhaldistas, menemistas y dirigentes justicialistas de otros sectores.

Ella misma había dicho, tres semanas atrás, que iba a pensar si sería o no candidata y no descartó integrar una fórmula con el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota.

Muchos dirigentes del interior reclamaron que la primera dama compitiera, como una garantía de continuidad de los planes sociales.

En el Gobierno reconocieron que Duhalde mandó medir a su esposa en encuestas de intención de voto. "En general, marca una imagen similar a la de él y no aporta demasiado a las fórmulas no menemistas", confió a LA NACION un funcionario.

Hasta última hora de ayer, en la Casa Rosada indicaban que del éxito del operativo contra el hambre en Tucumán, encabezado por la esposa del Presidente, dependía una posible postulación.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.