El Gobierno sube la presión a Estados Unidos por los fondos buitre y compara el fallo de Thomas Griesa con un bloqueo

Héctor Timerman junto a Jorge Capitanich y Susana Ruiz Cerutii, en conferencia de prensa en Casa de Gobierno
Héctor Timerman junto a Jorge Capitanich y Susana Ruiz Cerutii, en conferencia de prensa en Casa de Gobierno Fuente: DyN
El canciller advirtió que el gobierno de Barack Obama "aún no respondió" de manera oficial a la presentación que hizo la Argentina ante el tribunal de La Haya
(0)
19 de agosto de 2014  • 12:11

Video

"Estados Unidos aún no contestó si acepta o no dirimir las controversias por el accionar de su Poder Judicial [en La Haya]". El canciller Héctor Timerman sintetizó así la postura del Gobierno frente al conflicto con los fondos buitre.

En una conferencia de prensa, esta mañana, Timerman dijo que la "Argentina seguirá exigiendo que Estados Unidos respete el derecho soberano de seguir pagando su deuda, sin intervenciones violatorias del derecho internacional".

Acompañado por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich , y por Susana Ruiz Cerutti, directora de Consejería Legal de Cancillería, Timerman aseguró que EE.UU. "debe asumir la responsabilidad por los actos ejecutados" por el juez del Distrito Sur de Nueva York Thomas Griesa .

Qué pasó. El 7 de agosto, el gobierno de Cristina Kirchner demandó a los Estados Unidos ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya por considerar una "violación de sus inmunidades soberanas" la sentencia del juez Griesa que obligó a la Argentina a pagar 1500 millones de dólares a los fondos NML Elliott y Aurelius y congeló el pago del bono Discount por casi 900 millones a los bonistas que entraron en los canjes de 2005 y 2010.

Debido a la imposibilidad de los tenedores de bonos de cobrar antes del vencimiento del 30 de julio, la Argentina entró en "default selectivo", según determinó la mayoría de las calificadoras internacionales. Griesa sostiene que la Argentina no les puede pagar a los bonistas si antes no cumple el fallo con los fondos buitre.

La explicación. Timerman detalló hoy que "la presentación efectuada [ante la Corte Internacional de La Haya] constituye una demanda contra los Estados Unidos, en el marco de una controversia entre Estados, y no una acción contra los fondos buitre, ni una instancia de apelación a decisiones judiciales de autoridades de ese país".

"Los tribunales internacionales son al ámbito donde las potencias hegemónicas deben dialogar de igual a igual con el resto de los países", soltó.

El canciller remarcó que "si los Estados Unidos no se avienen a presentarse" ante La Haya, donde la Argentina radicó la denuncia, "deberán indicar un método alternativo pacífico de solución de controversias".

"La Argentina está dispuesta como siempre a negociar, en forma pacífica e igualitaria, la resolución a un caso fruto de la controversia entre los Estados Unidos y la Argentina", insistió.

Luego de las palabras de Capitanich y Timerman fue el turno de Ruiz Cerutti. "Los Estados son responsables de las decisiones de su Poder Judicial", dijo. "No puede el [Poder] Ejecutivo escudarse en que fue el [Poder] Judicial", explicó.

La directora de Consejería Legal de Cancillería citó como ejemplo el fallo del Tribunal del Mar que llevó al gobierno de Ghana a responder por la decisión de un juez de primera instancia de ese país que había retenido la Fragata Libertad.

Ruiz Cerutti también recordó una controversia entre Alemania e Italia en la cual el tribunal de La Haya falló en contra de la decisión que había tomado la Corte Suprema de Justicia italiana.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.