Suscriptor digital

Hubo fraude en la venta de armas a Paquistán, dice el fiscal

(0)
31 de marzo de 2000  

"La fiscalía entendió que hubo una clara defraudación en la venta de espoletas de Fabricaciones Militares (FM) a Paquistán", dijo el fiscal federal Carlos Stornelli al referirse a la llamada Operación Premier, la primera venta de armas del menemismo, sobre la que informó ayer La Nación en forma exclusiva.

Stornelli actuó como fiscal en ese expediente a cargo del juez federal Carlos Liporaci y ahora impulsa la investigación por los envíos ilegales de armas a Croacia y a Ecuador, una operación bastante similar a la de las espoletas, aunque en mayor escala.

"Operación Premier fue la experiencia piloto para las futuras maniobras, que también consistieron en vender como nuevo lo viejo y obsoleto", dijo Horacio Viqueira, secretario de Empleo, que, como diputado del Frepaso, hizo importantes aportes a la investigación judicial sobre los envíos a los Balcanes.

El fiscal Stornelli explicó: "A raíz de la Operación Premier pedimos el procesamiento de las autoridades de FM. Cuando el juez las sobreseyó, apelamos el sobreseimiento ante la Cámara Federal, que lo confirmó", agregó Stornelli.

A fines de 1989, la Argentina vendió 68.100 espoletas para proyectiles de mortero a Commerce International Group Ltd., con destino a Paquistán. Las espoletas son los detonadores de los proyectiles.

Los paquistaníes las rechazaron en junio de 1990 por el alto índice de fallas que, dijeron, presentaba el material argentino.

Nueva fechas

Ayer, La Nación publicó el testimonio de un ex técnico de la planta de FM de Río Tercero, quien afirmó que las espoletas eran viejas y que en esa fábrica sólo se les imprimió una nueva fecha al final de 1989 o a comienzos de 1990.

En el expediente se probó que, a pedido de FM, el Ejército entregó 30.000 espoletas a la empresa y que éstas se usaron en la exportación.

Pocos años después, en la misma planta de FM Río Tercero, se les borró el escudo a los cañones y obuses que el Ejército facilitó a FM y que fueron embarcados a Croacia.

Cuando Commerce International Group reclamó ante el Ministerio de Defensa por las espoletas, Luis Sarlenga, entonces interventor en FM, hizo la denuncia en la Justicia.

"Fue una autodenuncia para ganarnos de mano", sostiene Juan María Finazzi, abogado en la Argentina de Commerce.

Sarlenga no había llegado a FM cuando se concretó la Operación Premier, pero está procesado en las tres causas en las que se investigan los envíos a Croacia y a Ecuador.

Sarlenga se encuentra detenido por contrabando agravado en una de las causas en el fuero penal económico.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?