Hubo satisfacción general, pero el PJ criticó al oficialismo

Opinaron que debió haberse ido antes
(0)
21 de octubre de 2000  

La renuncia del jefe de la SIDE, Fernando de Santibañes, causó satisfacción tanto en las filas del PJ como de la UCR, pese a que no evitó críticas de la oposición al presidente, Fernando de la Rúa.

El gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner, responsabilizó a De la Rúa de generar "confusión en la gobernabilidad" por haber mantenido al ex jefe de la SIDE. Santibañes fue uno de los acusados por el escándalo de los sobornos en el Senado.

"Han yabranizado a Santibañes. Lo que ha pasado es un verdadero papelón, tendrían que haberlo sacado antes", dijo Kirchner, y le reclamó al Presidente que se ponga "a gobernar fuertemente".

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Carlos Ruckauf, atribuyó la renuncia a la influencia del ex presidente Raúl Alfonsín, jefe de la UCR, que anteayer la había reclamado por segunda vez. "Alfonsín viene produciendo una serie de hechos muy fuertes", afirmó Ruckauf.

Por su parte, Alfonsín reiteró ayer "la decisión de la UCR de trabajar para fortalecer a la Alianza y a su gobierno, con la voluntad inquebrantable de acompañar al Presidente, pese a tantas dificultades".

En tanto, el presidente del comité bonaerense de la UCR, el senador Leopoldo Moreau, sostuvo que "lo que tiene que quedar como saldo es que el canibalismo político no lleva a ningún lado".

El jefe del bloque de diputados del PJ, Humberto Roggero, señaló, en tanto, que la nueva situación "no cambia nada ni se solucionan los problemas profundos de la gente".

Para el senador Pedro del Piero, del Frepaso, la renuncia "ayuda al afianzamiento de la Alianza".

El presidente de la Cámara de Diputados, Rafael Pascual (Alianza) prefirió "no opinar sobre las decisiones del presidente respecto de las funciones del Ejecutivo".

Para el diputado Jesús Rodríguez, de la UCR, la dimisión de Santibañes "es una decisión acertada y sus cuestionamientos a la Alianza como instrumento político de transformación, hacen consistente su opinión con su decisión. No hay ningún López Rega en el gobierno de la Alianza".

Su par socialista Héctor Polino dijo que "descomprime la situación; ahora De la Rúa debe regresar al discurso de la campaña".

El senador Héctor Maya, del PJ, indicó que el alejamiento del ex jefe de la SIDE "significa la confesión implícita de que el gobierno de De la Rúa y Alvarez pagaron sobornos en la ley laboral. Y también representaría el desbarranque del gobierno, porque la investigación en la Justicia puede llegar hasta el Presidente".

El diputado del PJ José María Díaz Bancalari sostuvo que la renuncia "no modifica nada en la realidad de los argentinos; la pelea interna del oficialismo destruye al gobierno y perjudica al país mientras se sigue intentado buscar una salida para los problemas de la gente".

Para el diputado Pedro Calvo, de la UCR, "el presidente ratificó su voluntad de consolidar la Alianza, ratificó su liderazgo".

Pero Eduardo Camaño, diputado justicialista, indicó que "las internas del partido gobernante están dañando al país". Su par radical Eduardo Santín, a su vez, consideró que es una medida "saludable", después de haber opinado que la Alianza se debía partir: "Poco tenía que ver con lo que la gente había votado el 24 de octubre".

La diputada Irma Parentella, del Frepaso, dijo que la dimisión del funcionario de inteligencia "alivia al Frepaso y la Alianza". Para su par socialista, Jorge Rivas, "esa dimisión se debió producir antes y así poder evitar la de Alvarez".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.