Idas y venidas con el viaje de Cristina a Chaco

Capitanich informó que se suspendía, pero horas después Scoccimarro confirmó la visita
(0)
22 de octubre de 2014  

Después de idas y venidas en las últimas horas sobre la agenda presidencial, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich , quedó nuevamente expuesto en los errores de la comunicación oficial. Ayer anunció que Cristina Kirchner había suspendido su viaje a Chaco, previsto para mañana, pero apenas unas horas después el Gobierno confirmó la asistencia de la Presidenta.

Algo parecido había sufrido el ministro coordinador el viernes pasado, después de que dijera por la mañana en su conferencia de prensa habitual que Cristina Kirchner estaba "en perfecto estado de salud" y por la tarde se conociera un parte médico oficial en el que se informaba que la Presidenta padecía un cuadro de faringitis.

Ayer, el jefe de Gabinete sólo se limitó a comunicar que Cristina había "suspendido transitoriamente" el viaje a su provincia, pero horas después, el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, se acercó hasta la sala de periodistas de la Casa Rosada para anunciar que el viaje se mantenía en pie.

Agregó que la Presidenta estaba bien de salud y que no asistiría hoy al acto en el Teatro Argentino de La Plata para un nuevo aniversario de la Fundación Abuelas de Plaza de Mayo, para el que había comprometido su presencia. La presentación se hará igual, con el ministro de Justicia, Julio Alak, y el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda.

Las desinteligencias en la comunicación oficial le terminaron jugando nuevamente una mala pasada al jefe de Gabinete, por segunda vez en menos de una semana.

Y sobre todo ayer, cuando se trataba de la realización de un acto en su propia provincia, en lo que será el inicio de la campaña, con el apoyo de Cristina Kirchner, de su candidatura a la intendencia de Resistencia para las elecciones de 2015.

Sin nuevo parte médico, anteayer la jefa del Estado estuvo todo el día en la quinta de Olivos.

Sus médicos le habían decretado reposo por 48 horas, que se cumplió el domingo y desde el viernes no hubo más información oficial sobre su salud.

Ayer la Presidenta ingresó a la Casa Rosada a las 18.45, maquillada y arreglada para grabar la cadena nacional que finalmente se emitió anoche, a las 21, en un mensaje en el que anunció el envío al Congreso del proyecto para modificar el Código Procesal Penal.

Otro dato que sumó misterio en la Casa Rosada fue que el viernes pasado, poco antes de conocerse el parte médico sobre la salud de la Presidenta, en las puertas de la clínica de la Fundación Favaloro se había apostado personal de seguridad presidencial que al detectar que en el lugar había guardia periodística, se retiró.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.