El caso que salpica a Boudou / Un contrato cercano a 50 millones de dólares. Imprimir billetes en la ex Ciccone, la opción más cara