Incógnitas de la declaración jurada

Los datos que declaró ante la OA no coinciden con los balances
Hugo Alconada Mon
(0)
25 de noviembre de 2012  

En las declaraciones juradas que presentó ante la Oficina Anticorrupción, el vicepresidente Amado Boudou adjudicó a sus acciones en la sociedad Inversiones Inmobiliarias Aspen SA un valor 71 veces más bajo al que le otorgó a esa firma en los balances presentados ante la Inspección General de Justicia (IGJ), según consta en los documentos obrantes en ambos organismos.

Esa disparidad, aunque no de tal magnitud, se replica en la otra sociedad que Boudou reconoce: Hábitat Natural. En su última declaración ante la OA, correspondiente a 2011 pero que entregó este año, informó que el valor total de su participación llegaba a $ 140.040. Pero en el balance cerrado a fines de 2010 y con memoria fechada en abril de 2011, indicó que el capital integrado es de $ 720.000 (que divide por mitades con su socio José María Núñez Carmona).

Las diferencias en Aspen son más pronunciadas. Ante la OA, Boudou siempre cifró su participación en $ 6000, por su 50%, mientras que la otra mitad le pertenece a Núñez Carmona. Pero ante la ante la IGJ, el ex ministro de Economía estimó que su participación trepaba, por ese mismo 50%, a $ 426.550.

Ambas sociedades destinadas a la actividad inmobiliaria explican el buen pasar económico del vicepresidente, según explicaron sus abogados Diego Pirota y Eduardo Durañona, en un escrito que presentó el viernes ante la Justicia en la causa por presunto enriquecimiento ilícito.

Ante la IGJ, el funcionario expuso otros datos discordantes sobre Inversiones Inmobiliarias Aspen. Así consta en los balances que solicitó LA NACION a la IGJ, que rechazó su pedido tras argumentar que carecía de "interés legítimo" para obtenerlos. Aun así este diario los consiguió.

En el balance cerrado en agosto de 2007, el patrimonio neto de Aspen fue de $ 1.050.481,74. En 2008, descendió a $ 937.620, pero trepó a $ 1,164.137 al año siguiente, y en 2010, llegó a $ 1.508.465; ese balance aporta más detalles interesantes. Entre otros, que la firma acumulaba bienes inmuebles por $ 3,1 millones, bienes muebles por otros $ 681.291 y rodados por $ 116.600 más, entre otros bienes de uso que totalizaron $ 3,98 millones.

Entre sus gastos al cierre del balance de 2010, la firma de Boudou y Núñez Carmona consignó $ 184.326 en "publicidad y propaganda", aunque detalló que le adeudaba $ 30.523 en Ingresos Brutos a la Ciudad y otros $ 960 en aportes previsionales.

Las utilidades de Aspen también distan de los magros 6000 pesos que consignó Boudou ante la OA. En 2006, el resultado neto del ejercicio fue de $ 667.424; en 2007, de $ 194.370; en 2008, de apenas $ 39.138, pero en 2009 subió a $ 238.516, y en 2010, la cifra escaló a $ 486.328.

En todos esos rubros, los valores presentados ante la IGJ quedaron muy por encima de los $ 6000 declarados ante la OA en 2009, 2010 y 2011. En la asamblea de socios del 27 de diciembre de 2010, por caso, Boudou y Núñez Carmona decidieron repartirse $ 380.000 en dividendos "en efectivo". También por mitades.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.