Suscriptor digital

Indagaron otra vez a Di Tella por las armas

Lo acusan de incumplimiento de los deberes de funcionario
(0)
24 de agosto de 2000  

El ex canciller Guido Di Tella fue indagado ayer por presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público en una causa conexa a la del desvío de armas.

La indagatoria fue realizada por el juez Claudio Bonadío, que lo consultó acerca de por qué abrió un sumario administrativo para exonerar al embajador Fernando Petrella cuando éste fue procesado en la causa de las armas.

Di Tella afirmó que no lo hizo porque consideró que "no era conveniente para los intereses del país". Petrella era embajador ante la Organización de las Naciones Unidas cuando fue procesado por el juez Jorge Urso por el supuesto ocultamiento de pruebas en la causa sobre la comercialización ilegal de material bélico a Ecuador y Croacia.

En su indagatoria, Di Tella señaló que estaba dentro de sus "facultades discrecionales" el abrir un sumario a Petrella para determinar si había ocultado un informe del embajador argentino en Perú, Arturo Ossorio Arana, que alertaba sobre el tema.

Costo político

En su exposición, el ex canciller durante gran parte de la gestión de Carlos Menem -procesado en la causa de armas- mencionó el "alto costo político" que hubiera significado para la Argentina que se abriera un sumario interno para exonerar a un "importante" embajador, representante del país ante la ONU.

Di Tella agregó que entre las funciones que cumplía Petrella en el organismo internacional figuraban las negociaciones por la soberanía de las islas Malvinas.

La causa se inició por la denuncia de un ex funcionario de la Cancillería, Luis Gago, que sostuvo que el ex canciller no aplicó con Petrella el mismo criterio que tuvo con él al ser exonerado por una denuncia que lo vinculaba con negocios turbios en torno de una mesa de dinero.

Bonadío, quien actúa como juez subrogante ante la ausencia de Adolfo Literas, dispone de diez días para resolver la situación procesal del ex canciller Di Tella.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?