Inflación y desempleo, los ejes del tigrense