Insaurralde salió a despegarse de Cabandié y respaldó a la agente

En un giro de posición, el candidato del kirchnerismo cuestionó con dureza al legislador de La Cámpora por la agresividad que mostró cuando lo multaron; se reunió con la joven cesanteada y le ofreció reincorporarse
Mariana Verón
(0)
16 de octubre de 2013  

Insaurralde ayer, en el municipio, después de reunirse con Mosquera y criticar a Cabandié
Insaurralde ayer, en el municipio, después de reunirse con Mosquera y criticar a Cabandié Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

En el tramo final de la campaña, y consciente del impacto electoral negativo, el intendente de Lomas de Zamora y candidato por la provincia de Buenos Aires, Martín Insaurralde , dio un giro y se despegó con dureza de Juan Cabandié por el video en el que el legislador porteño trata de "desubicadita" a una agente de tránsito municipal y pide que le apliquen un "correctivo".

El jefe comunal se reunió ayer por la tarde con Belén Mosquera, la agente de tránsito que el legislador porteño insultó cuando le estaba por hacer una multa y a la que acusó de haberlo querido coimear. Le propuso volver a trabajar para el municipio y echó al jefe de la Dirección de Tránsito de Lomas de Zamora, Ramón Guelardi, que le había rescindido el contrato una semana antes de que venciera.

Más allá de los gestos, la frase que más impactó dentro de la Casa Rosada fue la descalificación que hizo Insaurralde de la actitud que mostró Cabandié contra Mosquera. "Yo como hombre nunca maltrataría a una mujer", se despegó, en código de caballero, en una rueda de prensa tras el encuentro.

Aunque no quiso entrar en detalles sobre la postura del legislador y candidato porteño, se diferenció respecto de la reacción posterior. Insaurralde no sólo recibió a la agente, sino que la respaldó por cómo actuó durante el operativo. Incluso avaló la versión de Mosquera de que no existió ningún pedido de soborno. "Actuó correctamente", la respaldó.

En una defensa errática, Cabandié primero acusó a la joven de haberle sugerido una coima. Ayer, en un pedido de disculpas público, reconoció nuevamente su error y apuntó hacia la Gendarmería como responsable de haberlo retenido durante media hora.

Video

El encuentro entre Mosquera e Insaurralde, sin cámaras oficiales, duró 40 minutos. Fue en un bar, a tres cuadras de la Municipalidad de Lomas de Zamora. El lugar no fue casual. El intendente pretendió evitar cualquier situación de condicionamiento hacia la joven, que podría haberse sentido intimidada. Mosquera llegó a la cita con su madre, lo escuchó y aceptó volver a verlo para acordar su reincorporación.

Allí mismo el candidato de Cristina Kirchner le anunció que había despedido al director de Tránsito que la había echado. Es el mismo funcionario al que un día antes había respaldado mediante un comunicado en el que justificaba su decisión en que la joven no cumplía con su trabajo.

En ese parte oficial, Guelardi había dicho que Mosquera había hecho "abandono de parada" en dos ocasiones. En la charla con Insaurralde, la agente dio sus explicaciones. Según contó el intendente, Mosquera justificó esas dos ausencias en que una vez fue porque le habían robado y la segunda, porque había ido hasta otra esquina a colaborar con otro operativo. "No le dieron derecho a la defensa", se abrió ayer Insaurralde de su funcionario.

Allegados al intendente sostienen que la joven ratificó la información del día anterior, pero aclararon que la decisión de echar al director de Tránsito se tomó después de escuchar las justificaciones de Mosquera. "No estoy de acuerdo con el procedimiento por el cual a ella se la deja cesante en el trabajo. Habría que haberla citado si al realizar una auditoría se encontraron dos fallas", apuntó.

Insaurralde intentó convencerla de que no la habían echado por su conflicto con Cabandié y dijo que no había hablado con el legislador porteño hasta ayer a la mañana.

Sin foto oficial del encuentro, sí hubo vecinos que filmaron la reunión, por lo que desde el municipio de Lomas de Zamora aclararon que si surgía algún video, no había sido hecho por ellos.

Lo acompañó en la decisión de dar una salida al conflicto la segunda candidata a diputada por la lista del Frente para la Victoria, Juliana Di Tullio, en un gesto de respaldo en medio del explosivo final de campaña.

En el peronismo bonaerense había alivio tras la postura asumida por Insaurralde, una reacción que consideraban a tiempo para intentar reacomodarse como puedan tras el cimbronazo que les generó Cabandié.

Del editor: qué significa.

El episodio Cabandié es otra muestra de una campaña a la deriva. El propio Insaurralde lo sufrió cuando propuso bajar la edad de imputabilidad.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.