Buscan evitar trampas para remarcar precios. Inspeccionan negocios en Buenos Aires