Irán advierte que no serán interrogados sus funcionarios

Lo dijo en Teherán el vocero de la cancillería y desató una fuerte reacción en la comunidad judía y en la oposición; Timerman había prometido que todos los imputados declararían bajo la ley argentina
Mariano Obarrio
(0)
13 de febrero de 2013  

El conflicto entre el gobierno de Cristina Kirchner y la comunidad judía registró ayer una escalada inesperada. Un alto funcionario de Irán descartó tajantemente que fuera a ser interrogado por el atentado contra la AMIA cualquiera de sus funcionarios. Uno de ellos, el ministro de Defensa, Ahmad Vahidi, integra el grupo de ocho acusados con pedido de captura en la causa judicial que instruye el juez federal Rodolfo Canicoba Corral.

De ello se desprendería que Irán desestima que Vahidi declare ante el juez y ante la Comisión de la Verdad, prevista en el acuerdo entre la Argentina y Teherán.

Todo comenzó por la mañana cuando el vocero del canciller de Irán, Ramin Mehmanparast, negó en una conferencia de prensa la sospecha sobre su gobierno.

"El asunto del interrogatorio de algunos de los funcionarios iraníes ha sido planteado, pero es totalmente incorrecto. Parece que algunos están causando un revuelo, tal vez porque están preocupados por los resultados del acuerdo", dijo el diplomático. El único dirigente de Teherán en esas condiciones es Vahidi, aunque hay otros siete ex funcionarios.

Vahidi participó en 2011 de un acto con el presidente de Bolivia, Evo Morales, lo cual desató una fuerte protesta de la Cancillería argentina y el gobierno boliviano presentó una disculpa.

Según la traducción, el vocero iraní agregó: "Los funcionarios de Irán y de la Argentina han tenido unas pocas discusiones y han decidido cooperar mutuamente hasta que el asunto esté aclarado".

La noticia cayó mal en la Casa Rosada y en El Calafate, donde se encuentra la Presidenta, y generó revuelo en las entidades judías, la AMIA y la DAIA, y en la oposición.

El temor en el Gobierno era que el canciller, Héctor Timerman, quedara mal parado por cuanto el 30 de enero pasado había aseverado que Teherán se había comprometido a que Vahidi sería interrogado a partir del acuerdo. Y Timerman deberá informar hoy, a las 11, sobre el tema ante el Senado. Según confiaron fuentes oficiales a LA NACION, en estricta reserva, "se intentó reaccionar rápido para que ello no refuerce la posición de los que rechazan el acuerdo".

Por indicación de Cristina Kirchner, la agencia oficial Télam difundió luego declaraciones del canciller Ali-Akbar Salehi, que según la agencia oficial iraní, IRNA, indicó que su país "adhiere a las disposiciones del acuerdo" por el caso AMIA. Télam interpretó ese cable como una "desmentida" al vocero.

Sin embargo, Salehi no respondió específicamente si Vahidi, acusado de ser autor intelectual del atentado, declarará o no ante las autoridades judiciales argentinas. Para agravar el conflicto, IRNA, agencia controlada por el régimen de Teherán, consignó en su cable: "Irán dice que agentes de Tel Aviv estuvieron involucrados en el ataque terrorista contra Argentina". Télam no reprodujo ese párrafo.

Esta postura es inaceptable para la comunidad judía y para los investigadores argentinos. El juez Canicoba Corral y el fiscal Alberto Nisman aspiran a interrogar en Teherán a los ocho acusados y transformar esa audiencia en una indagatoria, aunque la comunidad judía sostiene que eso sería impugnado por Irán porque no esta previsto en el Código Procesal Penal argentino.

El revuelo político que causaron las declaraciones y desinteligencias entre ambos gobiernos fue mayúsculo. Los partidos de la oposición reaccionaron en forma unánime, intensificaron sus críticas al memorándum y anticiparon su rechazo en el Congreso (ver aparte).

En medio de la tensión, Timerman se presentará hoy a dar un informe en el Senado ante tres de sus comisiones, la de Relaciones Exteriores, la de Asuntos Constitucionales y la de Justicia y Asuntos Penales. Se prevén fuertes discusiones con los partidos de oposición y los representantes de la comunidad judía, que ayer reclamaron rechazar el acuerdo.

Los presidentes de la AMIA, Guillermo Borger, y de la DAIA, Julio Schlosser, sostuvieron en un comunicado conjunto que "la comunidad judía argentina reitera que el pretendido acuerdo con Irán implica un grave retroceso" e instaron a todos los legisladores a "rechazar el mencionado acuerdo".

La única voz del Gobierno provino del Congreso. El presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, aseguró que "lo que hagan otros, es problema de otros. Lo que tiene que hacer el Estado argentino es defender a los propios y luchar por la verdad y el esclarecimiento".

Mientras tanto, el Gobierno insistió en difundir la supuesta desmentida al vocero iraní en boca del canciller Salehi. En una ronda de prensa en Moscú, consultado por IRNA, aseguró que ambos países "adhieren plenamente a las disposiciones del acuerdo sobre el caso AMIA" y que éste "sirve como base para nuestra entrada en el esclarecimiento del caso". Y agregó: "Nos hemos reunido durante dos años con el canciller argentino Timerman" y "los contactos y reuniones culminaron en un acuerdo de nueve puntos".

En la Casa Rosada aseguraban que la ratificación del acuerdo por parte de Salehi bastó para despejar las dudas de que Vahidi declarará en la eventual audiencia. Eso es así porque el punto 5 del acuerdo con Irán ordena que "la Comisión de la Verdad y las autoridades judiciales argentinas e iraníes se encontrarán en Teherán para proceder a interrogar a aquellas personas respecto de las cuales Interpol ha emitido una notificación roja". Pero aclararon que si Teherán incumple el compromiso, todo volvería a foja cero.

Un entendimiento con discrepancias

La Argentina e Irán expusieron versiones distintas sobre el acuerdo por el caso AMIA

  • H. Timerman

    Canciller argentino


    "Yo me aseguré de que [Vahidi] tenga que estar presente cuando el juez lo interrogue, y va a estar"

    Tres días después de firmar el acuerdo con Irán, el canciller dejó por sentado que el ministro de Defensa sería interrogado
  • R. Mehmanparast

    Vocero de la cancillería iraní


    "El asunto del interrogatorio de algunos funcionarios iraníes ha sido planteado, pero es totalmente incorrecto"

    El funcionario, un diplomático de carrera, desautorizó lo que había dicho Timerman sobre Vahidi y sembró dudas sobre el alcance del acuerdo
  • Ali Akbar Salehi

    Canciller iraní


    "Ambas partes seguimos comprometidas con el memorando de entendimiento para resolver el caso AMIA"

    Tras la frase de su vocero, se limitó a ratificar la vigencia del memorando, pero no aclaró si permite interrogar a los funcionarios
  • Del editor: qué significa.

    Los dos países firmaron un pacto con demasiado costo político interno. En su afán por limitarlo, Irán quedó a un paso de desmentir toda la argumentación del gobierno kirchnerista.

    ADEMÁS

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.