Italia otorgará un crédito por 100 millones de euros

Así lo confirmó el ministro Ruckauf, quien adelantó que el préstamo se destinará al establecimiento de pymes y a la compra de material hospitalario; el gobierno de Berlusconi aumentará la pensión mínima que otorga a ciudadanos italianos que residen en la Argentina
Así lo confirmó el ministro Ruckauf, quien adelantó que el préstamo se destinará al establecimiento de pymes y a la compra de material hospitalario; el gobierno de Berlusconi aumentará la pensión mínima que otorga a ciudadanos italianos que residen en la Argentina
(0)
31 de enero de 2002  • 11:23

El ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Ruckauf, anunció que el gobierno italiano otorgará un crédito por cien millones de euros para el establecimiento en la Argentina y pequeñas y medianas industrias y para la compra de material hospitalario.

Asimismo, adelantó que el gobierno de Silvio Berlusconi decidió aumentar la pensión mínima que otorga a los ciudadanos italianos residentes en la Argentina, y que en la ley de inmigración que se está tratando en este momento, se dispondrá una "excepción" para los argentinos de las restricciones para el ingreso de ciudadanos a ese país.

Ruckauf, en declaraciones a una radio porteña desde Roma, expresó su satisfacción por el "apoyo muy importante" que el gobierno italiano expresó para la Argentina, e indicó que se aprestaba a viajar a España para continuar su gira donde, sostuvo, "es un lugar más difícil porque hay muchos problemas pendientes que vamos a encarar como corresponde.

"Compre argentino"

El canciller argentino pidió que las empresas italianas compren los productos de su país como la mejor manera de contribuir a la solución de la crisis económica que padece.

En la segunda y última jornada de su visita oficial a Italia, Ruckauf empezó la agenda con un desplazamiento al Vaticano, donde se entrevistó con el cardenal secretario de Estado, Angelo Sodano, y después se reunió con los presidentes de las veinte regiones italianas y con el de la Cámara de Diputados, Pierferdinando Casini.

En todos estos encuentros expuso la situación que vive la Argentina desde el punto de vista económico y las medidas que quiere adoptar el Gobierno del presidente Eduardo Duhalde.

Durante la reunión con los líderes regionales italianos, el canciller argentino resumió públicamente la estrategia que favorecería la recuperación económica de su país.

"Lo que necesitamos es que las empresas argentinas, los agricultores argentinos que tienen precios y calidad convenientes puedan introducir sus productos en los mercados europeos, para que nuestra gente tenga trabajo", dijo Ruckauf.

En esta línea, aseguró que "es muy importante que Europa nos abra la puerta", idea que repetirá en Madrid, adonde llegará esta tarde para mantener entrevistas con miembros del gobierno español.

Ruckauf también envió un mensaje a los empresarios italianos para que "nos compren cosas y vayan a Argentina, porque en momentos de crisis puede haber también momentos de oportunidades".

Los compromisos del gobierno de Duhalde fueron expuestos por Ruckauf en su entrevista con el cardenal Sodano, dirigidos a "volver a llevar paz y justicia en la sociedad argentina", según explicó al término del encuentro el portavoz de la Santa Sede, Joaquín Navarro Valls.

El propio Pontífice se refirió públicamente a la situación de Argentina en más de una ocasión en los últimos tiempos, para expresar que "los argentinos deben ser conscientes de que gracias a sus recursos humanos y naturales la situación actual no es irreversible y será superada con el esfuerzo de todos".

Con los presidentes de las regiones italianas, Ruckauf conoció su propuesta de que coordinarán sus medidas de solidaridad con la Argentina y favorecerán el retorno de los italianos que viven allí y deseen regresar, que calificó de "generosa", aunque insistió en que Italia compre productos como la mejor manera de dar respaldo económico.

En este punto incidió el subsecretario del Ministerio de Exteriores italiano, Mario Baccini, para quien una política de regreso de los descendientes de italianos en Argentina podría suponer "depauperar el patrimonio intelectual y profesional".

Por eso Baccini dijo que la principal exigencia, conocida también por el Gobierno de Duhalde, es garantizar intervenciones políticas de apoyo a la apertura de los mercados, que tendrá como respuesta por parte de Italia "el respaldo al plan económico que debe llevar de nuevo al país fuera de la niebla".

"Argentina necesita dos tipos de ayuda: la de primera necesidad, en la que se inserta la que pueden dar las regiones italianas, oportunamente coordinada, y la de carácter estructural, tendente a favorecer el desarrollo del país", aseguró Baccini, quien hizo hincapié en que el país "no tiene necesidad de limosna".

Con estos contactos, Ruckauf puso fin a una visita que ayer lo llevó a entrevistarse con el presidente de la República, Carlo Azeglio Ciampi; el primer ministro, Silvio Berlusconi y el titular de Actividades Productivas (Industria), Antonio Marzano.

Fuente: DyN y EFE

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.