Jaime mantiene su ingreso de docente

En Gualeguay, dona parte de su sueldo
(0)
28 de enero de 2002  

Héctor Jaime (Alianza) podría formar parte de un hipotético libro de "rarezas políticas": cumplió una promesa electoral.

El Negro, como lo llaman todos en Gualeguay, la ciudad entrerriana de la que es intendente, es profesor de Historia. Durante la campaña, el entonces candidato aliancista dijo que en el caso de ganar las elecciones sólo cobraría 850 pesos de la dieta de 4600. La cifra equivale a lo que Jaime percibía como docente.

Argumenta que no tomó esa decisión para publicitarla, sino como una manera de dar señales a una sociedad que cada vez mira con mayor desconfianza a los políticos. "Cuando hablás con la gente te das cuenta de la importancia que tienen hasta los gestos más chiquitos. Si cuando trabajaba como profesor mantenía a mi familia (tiene dos hijos de 6 y 3 años) con un sueldo de 800 pesos, ¿por qué debería cambiar ahora? Mi vida sigue siendo la misma", explica.

Jaime tenía dos opciones frente a la dieta prevista para el intendente de la ciudad, que ronda los 40.000 habitantes: reducir el salario o cobrar el equivalente a su sueldo de profesor y donar el resto. Optó por la segunda.

Luego de aplicarse los descuentos que marca la ley (aportes jubilatorios, obra social, etc.) y la contribución partidaria (aproximadamente un diezmo), los 4600 pesos se transforman en $ 3000. De ese total, Jaime percibe algo más de 800, paga el teléfono celular que utiliza (un promedio de 300 pesos mensuales) y el resto lo dona a entidades de bien público: tres hogares de menores (San Juan Bosco, María Madre y Hogar de Niñas), Caritas San Antonio, un comedor para menores (Comedor María Inmaculada) y a la Sociedad Protectora de Animales.

Por último, una cifra que varía según el mes, la destina a comprar medicamentos y pagar pasajes de personas carecientes que deben realizarse algún tratamiento de salud fuera de la ciudad. Mónica, su secretaria, es la encargada de archivar cada mes los recibos y comprobantes.

Instituciones al rojo vivo

LA NACION consultó a los responsables de dos de los hogares que reciben desde hace dos años el aporte del intendente. Ambos coincidieron en señalar la complicada realidad económica que viven las instituciones para las que trabajan. Carola Guerscovich y Sengo Kablan citan, por caso, que hace seis meses que no reciben el aporte de dos pesos diarios por cada chico que debería enviarles el Consejo del Menor de la provincia.

Es la primera vez que Jaime ocupa un cargo en la función pública.

El intendente, uno de los más jóvenes de la provincia, asegura que no tiene apetencias políticas para el futuro. "En diciembre de 2003 vuelvo a la Escuela Normal, a mis horas de Historia", explica.

Cultor del bajo perfil, Jaime ensaya una conclusión sobre el motivo que lo lleva a donar la mayor parte de su sueldo: "Sé que la cifra no es significativa, pero alguna vez alguien tiene que empezar por algo, ¿no?".

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?