Jorge Capitanich: "Sergio Massa podrá hacer las preguntas que quiera como dirigente de la oposición en el Congreso"

El jefe de Gabinete no convocará al líder del Frente Renovador a un diálogo en la Casa Rosada, como está haciendo con gobernadores; hoy visita el Senado
(0)
27 de noviembre de 2013  • 09:23

Tras la derrota en las elecciones, el kirchnerismo ya juega fuerte para evitar que el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, acapare la agenda política. La estrategia la definió hoy el flamante jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, que ratificó la apertura al diálogo de la Casa Rosada pero fijó claramente en qué ámbitos ocurrirá. Le marcó la cancha al tigrense.

"Sergio Massa podrá hacer las preguntas que quiera como dirigente de la oposición en el Congreso", dijo esta mañana el funcionario, en su ya habitual contacto con la prensa en Balcarce 50. Así, el jefe de Gabinete dejó en claro que sólo tiene pensado convocar en estos días a gobernadores de provincias, además del jefe de gobierno porteño, que ya agendó un encuentro para el 4 de diciembre.

El domingo pasado, en una entrevista con LA NACION, Massa no afirmó si aceptaría un convite al diálogo de parte del nuevo coordinador de ministros, pero tampoco cerró la puerta. "Lo discutiría en la mesa del Frente Renovador", contestó ante la consulta puntual a si iría si es convocado. "Si uno pregona el diálogo debe ser consecuente, pero se debe respetar la identidad de cada uno, las ideas diferentes", agregó.

Capitanich visitó ayer Diputados y se vio las caras con los titulares de cada bloque, además de con el presidente de la Cámara, el kirchnerista Julián Domínguez. Hoy será turno del Senado, donde espera arribar al mediodía, mientras los legisladores debatan la reforma del Código Civil y Comercial.

El gobernador de Chaco en licencia ratificó que visitará el Congreso todos los meses, como lo establece la Constitución. "Queremos una discusión adecuada entre oficialismo y oposición, pero ese ámbito de debate va a estar en el Congreso", afirmó.

El jefe de Gabinete negó que la convocatoria al diálogo sólo tenga intenciones políticas, luego de que varios dirigentes opositores recordaran en que el kirchnerismo también mostró señales de apertura tras la derrota electoral de 2009, pero que después fue infructuosa. "Ninguna reunión es para la foto", dijo Capitanich, y agregó: "No necesariamente en todos los puntos nos tenemos que poner de acuerdo, pero vamos a tratar de fijar metas en común. Y que no le quepa ninguna duda a Macri y al resto de los dirigentes de que que vamos a hacer todo el esfuerzo".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.