Jorge Capitanich, sobre el acuerdo YPF-Repsol: "A partir de la semana próxima habrá negociaciones de partes"

El jefe de Gabinete adelantó que en diciembre el Gobierno discutirá con la petrolera "el precio y el instrumento de pago" de la multimillonaria indemnización por la expropiación
(0)
29 de noviembre de 2013  • 09:06

La semana próxima será clave en el acuerdo que el Gobierno selló con Repsol por la expropiación de YPF. Desde que el calendario marque diciembre, la Casa Rosada y la petrolera española se sentarán a discutir los detalles de la indemnización de 5000 millones por las acciones de YPF que nacionalizó en abril de 2012.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró esta mañana que el multimillonario monto "es el valor presente neto" y adelantó: "A partir de la semana próxima habrá negociaciones de parte, que incluye tema precio e instrumentos de pago".

Como ya anticipó LA NACION, el Gobierno quiere cerrar el acuerdo con Repsol por YPF antes de fin de año. Ayer, la propia presidenta Cristina Kirchner le transmitió a su par español, Mariano Rajoy, que está dispuesta a discutir las "garantías" adicionales que pidió la petrolera española antes de firmar un contrato que implicaría la renuncia a las acciones legales que interpuso contra la Argentina después de la expropiación.

"Consideramos que es una negociación auspiciosa, la República Argentina ha defendido los intereses de la Patria con prudencia y perseverancia", dijo Capitanich en contacto con los periodistas en la Casa Rosada.

El pacto político para compensar a la petrolera española se alcanzó el lunes en Buenos Aires: la Casa Rosada aceptaba pagar 5000 millones de dólares en bonos soberanos para compensar a Repsol. Anteayer, el directorio de la petrolera valoró positivamente la oferta argentina, pero aclaró que primero se debe abrir un proceso de discusión técnica sobre los detalles de la operación.

Ayer mismo Repsol anunció la contratación del Deutsche Bank para colaborar como asesor financiero y legal. Antonio Brufau, presidente de la petrolera, ya tiene conformado un grupo de especialistas dispuesto a empezar el diálogo con el Gobierno. Por el lado argentino, el ministro de Economía, Axel Kicillof, será el encargado de afinar la propuesta.

La tarea que les espera es compleja. No hay una oferta escrita, sino una voluntad explícita del gobierno kirchnerista de aceptar unas cifras y un modo de compensación que Repsol considera aceptables. Pero de ahí a llegar a un contrato resta demasiado. ¿Con qué bonos finalmente pagará?, ¿será una emisión nueva o títulos ya en circulación?, ¿bajó que legislación se hará?, ¿el monto es libre de impuestos?, ¿qué avales se añadirán ante un eventual impago? Son algunas de las incógnitas sobre la mesa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.