Juicio político a Campagnoli: defienden su actuación en la investigación contra Báez

Más testigos respaldaron al fiscal; la jueza de instrucción Lanz dijo que fue muy eficaz
Paz Rodríguez Niell
(0)
20 de junio de 2014  

La jueza de instrucción Gabriela Lanz, que tuvo a su cargo la primera causa vinculada con el caso Báez junto a José María Campagnoli , respaldó ayer la actuación del fiscal.

Contestó por escrito las 41 preguntas que le había enviado el Tribunal de Enjuiciamiento que juzga a Campagnoli -acusado de mal desempeño- y definió al fiscal como trabajador, conocedor del derecho y "extraordinariamente eficaz". Pero, además, contradijo con su testimonio la versión de la acusación de que el fiscal había torcido el objeto de una causa para investigar a Lázaro Báez . Ése es el cargo más grave que pesa sobre Campagnoli.

Tres de los cuatro testigos que estuvieron ayer frente al jury y los dos que declararon por escrito habían sido pedidos por la defensa y fueron favorables al fiscal. Salvo Lanz, los otros citados por los abogados de Campagnoli eran testigos concepto o técnicos. Uno de ellos fue la jueza de instrucción Wilma López, que presentó una declaración muy elogiosa, donde sostuvo que lo conoce desde hace 20 años y que es un "fiscal esforzado", "respetuoso del debido proceso", "independiente y honesto". Lanz, en referencia al caso contra Báez que llevaron juntos, argumentó en favor de Campagnoli. Dijo que él "no abandonó la investigación del quehacer inicialmente denunciado", pero "enfocó más ampliamente los hechos" y descubrió "una hipótesis delictiva diferente pero no excluyente de la inicial".

El caso original que tenía Campagnoli en la fiscalía 10, que subrogaba, era contra las autoridades de la financiera SGI (que presidía Federico Elaskar ) por supuesta administración fraudulenta. Cuando Periodismo para todos difundió la entrevista con Elaskar donde él relataba maniobras para sacar dinero de Lázaro Báez, Campagnoli impulsó una investigación por extorsión contra Báez dentro de aquella misma causa. Elaskar, antes posible acusado, era entonces la supuesta víctima. A pedido de Campagnoli, Lanz dispuso que Báez y otros acusados fueran indagados. Esas indagatorias nunca se concretaron y el caso pasó al fuero federal, a manos del fiscal Guillermo Marijuan. Según Lanz, el trabajo de Campagnoli "de ningún modo obstaculizaría" el de Marijuan.

El único de los testigos de ayer que había sido citado por la acusación fue Juan José Taboada, secretario de la fiscalía 10, que subrogaba Campagnoli. Según los fiscales que acusan en este jury, su testimonio les resultó favorable. "Quedó claro que en causas que estaban en la fiscalía 10, en lugar de actuar Taboada, Campagnoli las llevaba con otros secretarios", dijo Adolfo Villate, uno de los fiscales que ofician de acusadores en este proceso.

Ellos pretendieron además incorporar un nuevo hecho a la acusación: un supuesto caso en el que Campagnoli habría iniciado una investigación (también ligada a la causa Báez) pese a que ya había un fiscal actuando. El Tribunal rechazó este planteo.

La defensa, en cambio, está convencida de que el testimonio de Taboada fue beneficioso para Campagnoli. El secretario dijo que no tenía nada de malo y que era incluso normal y "más práctico" que algunas decisiones que tomaba Campagnoli en causas que eran de la fiscalía 10 las firmara en la fiscalía de Saavedra, donde es el titular y tiene su despacho. Incluso, con otros secretarios, que no eran el propio Taboada. Además, afirmó que "el trato de Campagnoli era absolutamente correcto y cordial". La ronda de declaraciones incluyó a otros tres testigos de la defensa, el fiscal Oscar Ciruzzi, que compartió con Campagnoli sus primeros años en la Justicia; el abogado Maximiliano Rusconi, y la fiscal Mirna Goransky, que trabajó junto a Campagnoli. Ella dijo que la acusación es "absolutamente injusta", que este proceso es "arbitrario" y que es "legítimo" creer que lo están tratando de remover por su actuación en el caso Báez.

Rusconi es experto en derecho penal y fue fiscal general de Política Criminal de la Procuración. Habló de la necesidad de que los fiscales tengan cercanía con los hechos que investigan y dijo que un fiscal tiene derecho a organizar su investigación como quiera. Afirmó que no le preocupa la superposición entre dos fiscales. "Nutre la investigación", dijo.

El martes próximo serán los alegatos y el Tribunal quedará en condiciones de dar a conocer su veredicto.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.