Juicio por YPF: última gestión para lograr el apoyo de Trump

Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Gutierrez
Una comitiva argentina se reunió con funcionarios norteamericanos
Rafael Mathus Ruiz
(0)
26 de marzo de 2019  

WASHINGTON.- La Casa Rosada inició en Washington la última ronda de gestiones en busca de un respaldo por parte del gobierno de Donald Trump en la demanda que la Argentina enfrenta por la estatización de la petrolera YPF , que tiene una parada crucial para el futuro del litigio en la Corte Suprema de este país.

La delegación argentina que lidera el procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, mantuvo una reunión ayer con funcionarios del Departamento de Estado y del Departamento de Justicia, en la cual se expuso la estrategia legal del gobierno de Mauricio Macri para enfrentar la demanda del fondo Burford Capital por la expropiación de YPF durante la gestión de Cristina Kirchner.

Saravia Frías, quien viajó junto al principal cerebro jurídico de Macri y directivo de YPF, Fabián "Pepín" Rodríguez Simón, sumará hoy una reunión con el procurador general de los Estados Unidos, Noel Francisco.

El encuentro de ayer en el Departamento de Estado fue técnico, según fuentes oficiales. Saravia realizó una presentación junto con Maura Barry Grinalds, socia de la firma Skadden, que representa a la Argentina. Luego hubo ronda de preguntas de los funcionarios norteamericanos, que deberán evaluar los méritos del caso argentino y darle su opinión a Francisco para una presentación que debe realizar ante el máximo tribunal del país.

La Argentina enfrenta una multimillonaria demanda de Burford Capital, que compró la quiebra de dos empresas españolas de la familia Eskenazi y obtuvo así el derecho a litigar por la estatización de la petrolera. Los Eskenazi, dueños del Grupo Petersen, llegaron a controlar el 25% de YPF durante el kirchnerismo. Las dos subsidiarias españolas fueron creadas para entrar en la petrolera.

La Corte debe decidir si acepta un pedido de la Casa Rosada para mover el juicio a la Argentina o permite que la demanda continúe en los tribunales norteamericanos, como quiere Burford Capital. La Argentina sostiene que la expropiación fue un acto soberano, y por lo tanto está protegida por una ley norteamericana -la ley de inmunidad soberana extranjera (FSIA, según sus siglas en inglés)- que reconoce la inmunidad de los estados extranjeros. Burford alega que la disputa es contractual y debe seguir su curso en los Estados Unidos.

Uno de los temas que surgió durante la reunión fue, justamente, si los demandantes tendrán vías para reclamar en la Argentina, según fuentes oficiales.

Saravia Frías llegó al Departamento de Estado acompañado por el embajador argentino, Fernando Oris de Roa; la embajadora de México, Martha Bárcena Coqui, y el embajador de Chile, Alfonso Silva Navarro. México y Chile presentaron escritos respaldando el caso argentino.

El procurador del Tesoro ya había viajado a Washington a principios de este año para cosechar más respaldos para el planteo de la Argentina. El Gobierno busca presentar ante el máximo tribunal de Estados Unidos un frente amplio de amicus curiae con el fin de reforzar el planteo.

En ese último viaje, Saravia Frías mantuvo una reunión con funcionarios del FMI para que el organismo sume una señal de respaldo. También hay gestiones con Brasil y Colombia.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.